Por: Carla Chévez

tiene seis años de casada con y cuenta que su relación la construyen día a día. Asegura que no es una celosa enfermiza, pero que a veces se pregunta ‘qué está pasando’ cuando algunas mujeres se le ‘lanzan’ a su esposo. Sobre las críticas y apodos que recibe donde la etiquetan de ‘fingida’ afirma que no le importan porque son ‘inventos’.

¿La cuarentena ha ‘matado’ el romanticismo entre Ezio y tú?

La verdad, siempre he sido recontra romántica, él ha aprendido por las circunstancias que estamos viviendo a ser más abierto con sus emociones.

¿Y quién es más ‘meloso’?

Yo soy un poco melosa, él es más de sorprenderme con detalles que hacen que me enamore más.

Cuando se presentan las discusiones, ¿Quién cede?

Antes quien cedía más rápido era Ezio, pero no en el sentido de decirme: ‘Sí, mi amor’. Ahora soy yo; sin embargo, hemos dicho que no vamos a perder ni un minuto de nuestro tiempo peleados, yo en el cuarto encerrada y él en la sala.

¿Quién es más celoso?

Te hablo por mí. No soy una ‘enfermiza de celos’, igual nadie tiene seguro nada, ni el trabajo o la pareja, porque así estés casado y con hijos, cuando se termina, se termina. Pero la relación se construye todos los días y pienso que cuando estás orgullosa de tu esposo, que ves que se saca la mugre para traer la plata a la casa, que lo admiras por lo profesional que es y todos los días, al levantarte, lo ves y te enamoras más, eso hace que ni voltees a ver al ‘churro más churro’ del planeta.

TROME - Karen Schwarz expone a persona que la criticó por su peso
TROME - Karen Schwarz expone a persona que la criticó por su peso

¿Y qué pasa cuando alguien se le ‘lanza’ a Ezio?

Bueno, esos celos sí hay porque algunas mujeres le escriben y él me enseña y yo digo: Un ratito, cómo es que le dices eso a un hombre que está casado y tiene sus hijas… no se pasen, ja, ja, ja. Sé que mi esposo es un ‘churro’, pero no hay que extralimitarse. Ojo que no tengo nada en contra de las fans que le dicen que canta bonito, que está guapo o le dejan un comentario afectuoso.

Marcando territorio...

Un poquito, ja, ja, ja.

¿Quién es más intenso en la relación?

Ambos, pues somos muy profesionales y a veces nos estresamos, porque queremos que nuestro trabajo se desarrolle de la mejor manera. Trabajamos en lo que nos gusta para sostener a nuestras hijas y en un futuro vivir tranquilos.

¿No hay eso de que mi sueldo es mío y el tuyo también?

No, es uno solo, lo invertimos en nuestros proyectos, somos una familia.

Publicaste una fotografía familiar después de los días de cuarentena de Ezio y algunos censuran tanta efusividad.

Mira, mi trabajo es la TV y mi familia, mi vida y lo que se ve es lo que siento, me muestro completamente transparente en mis redes sociales, que se hagan o piensen otra cosa, ¡qué puedo hacer!

TROME | Departamento de Karen Schwarz y Ezio Oliva se inundó de agua por rotura de tubería
TROME | Departamento de Karen Schwarz y Ezio Oliva se inundó de agua por rotura de tubería

¿Te incomoda que algunos digan que eres ‘fingida’?

Yo no duermo con la pauta del rating al lado, duermo con mi esposo y con mis hijas, y sueño con ellos más que con números. Lamentablemente, se inventan que soy pesada, hipócrita, pero no me importa. Lo raro es cuando te conocen y de pronto cambias tu concepto… pero qué te puedo decir.

Ahora que regresaste a ‘Yo soy’, ¿está descartado que vuelvas a conducir un programa de espectáculos?

Ya aprendí que en la vida nunca hay que decir nunca, pero lo que yo quiero hacer es un programa como ‘Yo soy’, no estoy peleada con el espectáculo, me gusta mucho, pero yo manejo un tipo de programa diferente al que estamos acostumbrados. Mi estilo es como ‘Modo espectáculos’ que cumplió su ciclo, pero al peruano le gusta un poco más agresivo y se respeta.

En redes critican lo ácido que es ‘Mauri’ Stern con los concursantes del programa.

‘Yo soy’ es un programa tan noble que me ha recibido dos veces, los jurados y presentadores también han cambiado. ‘Mauri’ es ácido, pero hay que recordar que es un gran productor musical, lo que él hace es guiar al participante y nuestro gran Tony Succar, desde su forma no es ácido, pero sí riguroso y todo eso hace, más el aporte de cada uno, que el programa guste al público.