Muchas veces peleamos con nuestra pareja por cosas demasiado simples o por malentendidos. Mandarle un lindo mensaje para romper el hielo está bien, pero generalmente los conflictos merecen más tiempo para ser explicados. Foto: iStock.
Muchas veces peleamos con nuestra pareja por cosas demasiado simples o por malentendidos. Mandarle un lindo mensaje para romper el hielo está bien, pero generalmente los conflictos merecen más tiempo para ser explicados. Foto: iStock.

¿Alguna vez te preguntaste qué tan bueno o malo es usar WhatsApp? Nadie lo hace, todos simplemente lo usamos porque es una herramienta muy valiosa que nos permite comunicarnos de manera instantánea con muchas personas. Sin embargo, como bien sabes hay conversaciones que podemos mantener sin inconvenientes y otras que no deberíamos tener a través de mensajes, en especial aquellas que sostenemos con.

MIRA ESTO: ¿Quieres mejorar la complicidad con tu pareja? Lee esta nota

El problema radica en que un mensaje escrito tiene muchas interpretaciones posibles. Es muy fácil sacar de contexto lo escrito y atribuirle al otro una intención diferente a la que tenía, lo que puede dificultar la comunicación y a la larga entorpecer las relaciones.

Te decimos cuáles son esas tres conversaciones que no debemos tener por mensajes con nuestras parejas:

1. PLANEAR UNA SALIDA O REUNIÓN EN CASA. Podemos decirnos sin problemas: ‘Nos vemos a las 3 de la tarde en X lugar’, pero organizar algo más grande, como una reunión con invitados, es fastidioso, ya que la situación te obliga a coordinar y comparar ideas para llegar a acuerdos. En este caso lo mejor es hablar personalmente o a través de una llamada telefónica.

LEE AQUÍ: Estas señales te ayudarán a conocer si ya no hay química en tu relación

2. ACLARACIONES DE PREGUNTAS COMO ¿Dónde dejaste la llave, que no puedo entrar a dormir a la habitación? pueden provocar las peores discusiones en una relación. El problema no es la pregunta, ni la llave, ni la hora, sino que, a través de mensajes, no podremos explicar con detalles por qué no cumplimos con lo acordado. Insistimos en que lo más razonable es explicarle mediante una llamada telefónica.

3. RECONCILIACIONES. Muchas veces peleamos con nuestra pareja por cosas demasiado simples o por malentendidos. Mandarle un lindo mensaje para romper el hielo está bien, pero generalmente los conflictos merecen más tiempo para ser explicados. Si seguimos tratando de resolver el problema por WhatsApp corremos el riesgo de meternos en más líos y no solucionar nada. El siguiente paso para solucionar las diferencias en una relación sentimental es verse cara a cara y hablar de ello.

MÁS INFORMACIÓN: