No hay tiempo para lamentarse. Debes levantarte y salir a buscar otro empleo. Foto: ¡Stock.
No hay tiempo para lamentarse. Debes levantarte y salir a buscar otro empleo. Foto: ¡Stock.

Acabas de quedarte sin empleo, no sabes qué será de tu futuro profesional ni cómo administrarás ahora tu . Antes de que la situación empeore, Aldo Sánchez, de la organización Supera, habló con la revista +Mujer de Trome y en su edición Nro. 9 ofreció los siguiente consejos para recuperarte de esta etapa de transición laboral lo más pronto posible.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo actualizar tu currículum para destacar sobre los demás, según la Universidad de Harvard

1. Gastar igual como cuando tenías trabajo. Si sigues adquiriendo productos y servicios que no son prioridad en tu vida con la idea de que pronto tendrás empleo, lo único que conseguirás será tener serios problemas financieros. No te confíes, mejor reduce tus compras y si vives en un departamento alquilado, podrías mudarte temporalmente con tu familia para reducir gastos.

2. Empezar a tener malos hábitos. Está demostrado que en épocas difícil, los muebles se convierten en los mejores amigos de los deprimidos y allí surge el descuido del aspecto personal, la falta de higiene y hasta la aparición de trastornos alimenticios. Olvídate de pasar horas recostado en el sofá, únicamente perderás el entusiasmo por realizar cualquier otra actividad.

Debes controlar tus gastos, al menos en esta época en que no tienes ingresos.  Foto: ¡Stock.
Debes controlar tus gastos, al menos en esta época en que no tienes ingresos. Foto: ¡Stock.

3. No capacitarte. Que se haya perdido el empleo, no significa que eches todo por la borda. Inscríbete en un curso de formación profesional que además de mantenerte ocupado, incrementará tus posibilidades de encontrar trabajo.

4. No actualizar tu currículum vitae. Si tu labor ahora es buscar empleo, no descuides tu hoja de vida porque es tu principal herramienta para llegar a una entrevista laboral. Debe estar actualizado y reflejar tu formación más reciente y tus habilidades. Si figuran teléfonos desactualizados o no enumeras ningún logro, podría costarte oportunidades laborales.

5. Ponerte triste. No te desvalorices, tampoco pienses que no posees ninguna habilidad solo porque estás desempleado. Evita que el tiempo y las malas experiencias te agobien. La clave de oro para encontrar empleo es estar realmente convencido de tu valor profesional.

TE PUEDE INTERESAR: