Es importante que sepas cuál es la mejor forma de sostener a tu bebé cuando empieza a caminar. (Foto: StockSnap / Pixabay)
Es importante que sepas cuál es la mejor forma de sostener a tu bebé cuando empieza a caminar. (Foto: StockSnap / Pixabay)

Cada tiene su propio ritmo. Y es importante no estresarnos y entender que puede llegar a tener un proceso de desarrollo distinto a otros niños y que no pasa nada.

MÁS INFORMACIÓN: Qué efectos tiene en un niño el dormir tarde o de forma interrumpida

Pero si deseas darle un empujoncito a tu bebé, te compartimos 6 tips:

1. Los doctores afirman que la ambición natural del bebé por alcanzar cosas o juguetes contribuye al desarrollo de sus habilidades para caminar. Coloca frente a él sus juguetes favoritos y hazlo que los vea. A medida que trate de alcanzarlos y batalle, tú deberás revivir su interés por el juguete para que no pierda su objetivo.

2. El balance es importante para poder caminar. La mejor forma de impulsarlo es jugando con la pelota. Siéntalo enfrente de ti y lánzale una pelota para que él la trate de cachar. El movimiento para adelante y atrás que hará para cacharla estimulará su equilibrio.

3. Mantenlo descalzo. Los bebés que pasan tiempo descalzos caminan más rápido ya que tienen mejor agarre que cuando tienen calcetines, y eso les da mucha confianza.

4. Es importante que sepas cuál es la mejor forma de sostener a tu bebé cuando empieza a caminar. En un principio debes sostener a tu bebé por encima de las costillas. Cuando tenga más estabilidad, sostenlo de las caderas para que los músculos de su abdomen ganen fuerza.

5. Consigue juguetes para empujar que le ayuden a caminar y así pueda agarrar confianza. Eso le ayudará a motivarse.

6. Si tu bebé sabe pararse solo pero quizás tiene miedo a caerse y por eso no se atreve a caminar, puedes aliviar su miedo al poner muebles sin picos filosos en su camino u ofreciéndole tu mano. Así le darás seguridad para que él luego pueda hacerlo solo.

Según desde ‘Naran Xadul’, nuestro bebé aprenderá a caminar cuando sea su tiempo. No debemos forzarlo.