Ahora que tu hijo regresa a clases quizás estés pensando comprarle un ordenador que le permita satisfacer sus nuevas necesidades académicas.

En un tiempo en que los modelos de computadoras van renovándose cada año, los expertos de CyberPlaza te aconsejan adquirir una portátil que se ajuste a tu presupuesto y al uso que hará tu menor de la máquina.

Si al llegar a la tienda, te sientes perdido y no sabes cuál elegir, aquí algunas recomendaciones:

1. Procesador. Este es el circuito integrado que contiene todos los elementos de la CPU, se le considera el cerebro del equipo. Si tienes dinero, lo ideal es que inviertas en uno que sea potente. De lo contrario, y si tu hijo solo usará el aparato para trabajar en Word, Excel e Internet, están los Celeron de Intel y los Athlon II X2 de AMD, o los más modernos A4.

2. Memoria RAM. Cuanto mayor sea tu memoria RAM más cantidad de programas podrás usar al mismo tiempo. Puedes comprar una de 2 gigas pero recomiendan, en la medida de lo posible, llegar a 4 gigas. En todo caso, elige un aparato que te permita aumentar la memoria RAM en el futuro.


3. Monitor. Si no necesitas el ordenador para hacer trabajos gráficos, puedes comprar un monitor de 15 o 17 pulgadas.


4. Disco duro. Puedes comprar un disco duro de 500 GB. Dependerá del tipo de archivo que almacene en el ordenador. Los documentos de texto, presentaciones o documentos en PDF no ocupan demasiado espacio, pero si guarda muchos vídeos y fotografías, el espacio de disco será más limitado.

5. ¿Dónde la vas a usar? Si tu pequeño tendrá el ordenador en el escritorio lo ideal es que optes por una computadora portátil más grande y no por las reducidas ya que afectarán su comodidad. En cambio, si quiere la máquina para llevarla a clases o trasladarla con frecuencia, es mejor escoger modelos más compactos y ligeros.

6. ¿La usarán para ver películas? Lo ideal es que tenga dos salidas HDMI para cuando quiera ver un filme o conectarla al televisor.

7. ¿La usarán para jugar? Si también usará el ordenador para jugar debes tener cuidado con la tarjeta gráfica que compras. Cuanto mayor sea la resolución de los gráficos, más grande deberá ser la tarjeta gráfica. Mejor pregúntale a tu hijo sobre el uso real que le dará a la computadora porque, al no considerar la tarjeta gráfica, podría dañar la portátil. 

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.