Realiza una lista con las carreras universitarias que son de tu interés y te gustaría estudiar.
Realiza una lista con las carreras universitarias que son de tu interés y te gustaría estudiar.

Fin de año se acerca y, para muchos adolescentes del país, llega también el final de la etapa escolar. En ese sentido, decidir qué hacer luego de terminar el colegio puede convertirse en una decisión abrumadora, sobre todo, teniendo en cuenta que esta decisión puede ser determinante para el futuro.

“Al terminar el colegio un adolescente puede pasar por un momento de gran estrés y preocupación por diferentes razones: no saber si lo que está eligiendo es lo correcto, no saber qué elegir, creer que no cubrirá las expectativas de su familia, considerar que no obtendrá una remuneración económica alta, entre otras. Por ello, aún si existe una elección definida, es recomendable tener el apoyo de un profesional psicólogo para ayudarlo a reforzar su elección vocacional, su proyecto de vida, a utilizar sus recursos personales y a asumir con madurez y responsabilidad esta nueva etapa”, explica Marilyn Toledo, psicóloga clínica de posgrado de la Universidad Norbert Wiener.

La especialista brinda cinco recomendaciones para ayudar a aquellos adolescentes que están en la disyuntiva de qué hacer al terminar el colegio:

1. Identifica tus pasatiempos, hobbies, actividades recreativas en las que consideres que eres bueno e investiga si alguna carrera en el mercado tiene alguna relación con esta.

2. Realiza una lista con las que son de tu interés y te gustaría estudiar. Colócalas en orden de prioridad o de preferencia y luego busca información de cada una de ellas; su malla curricular, cuántos años debes estudiar, qué universidades cuentan con esa carrera, el costo de los estudios. Luego, si es posible, sería ideal conversar con un profesional de cada carrera para conocer el campo de acción y así poder tomar una mejor decisión.

3. Considera si vas a estudiar una carrera profesional o una carrera técnica, debido a que el tiempo de estudio es diferente y la inversión económica también. Asimismo, puedes realizar una visita virtual al campus de la universidad, instituto o centro de estudios para conocerlo.

4. Toma consejos, pero no te dejes influenciar por la presión familiar o “modas” para elegir tu carrera. Puedes escuchar opiniones y sugerencias, pero recuerda que tú serás el que estudie y, posteriormente, el que trabaje en esa profesión.

5. Es ideal que acudas a un profesional para que puedas reforzar, con una evaluación de orientación vocacional, tus actitudes, aptitudes, intereses y preferencias.