“Existen dos tipos de accidentes cerebrovasculares: los isquémicos,  y los hemorrágicos” explica la neuróloga, María Teresa Reyes. (Getty Images)
“Existen dos tipos de accidentes cerebrovasculares: los isquémicos, y los hemorrágicos” explica la neuróloga, María Teresa Reyes. (Getty Images)

La segunda causa de muerte prematura más común en el Perú son los accidentes cerebrovasculares, o también conocidos como ACV. Frente al contexto de la del nuevo coronavirus hay que estar alerta y no descuidarse.

Sin bien la atención y el seguimiento de otras enfermedades que no sean el COVID-19 disminuyó, es recomendable pasar por un chequeo continuo. María Teresa Reyes, neuróloga de SANNA, nos explica qué es un ACV y cómo reconocerlo.

Existen dos tipos de ACV, los isquémicos, en el que una arteria cerebral es obstruida por un coágulo; y los hemorrágicos, en el que un vaso sanguíneo se rompe y la sangre se derrama en el tejido cerebral” explica la neuróloga, María Teresa Reyes.

“En ambos casos, las células cerebrales comienzan a morir en minutos, por lo que el tratamiento oportuno es crucial para reducir el daño cerebral y otras complicaciones asociadas”, agrega.

¿Cuáles son los síntomas de un ACV?

  • Dificultad súbita para comunicarse verbalmente. Si la persona súbitamente empieza a balbucear, confundir las palabras o se le dificulta por completo articular o entender lo que se le dice, puede estar ocurriendo un accidente cerebrovascular.
  • Pérdida de fuerza o movimiento de un lado del cuerpo. Si al intentar caminar se observa debilidad de un lado del cuerpo que ocasiona pérdida del equilibrio, puede tratarse de un síntoma de ACV. Además, podría presentar vértigo y pérdida repentina en la coordinación. “Una forma de comprobar que está sucediendo un ACV es levantar ambos brazos, si no se puede coordinar el movimiento para sostener ambos brazos, hay que acudir a emergencias”, agrega la Dra. Reyes.
  • Problemas de visión. Repentinamente, se puede tener pérdida de la visión en un ojo.
  • Dolor de cabeza súbito e intenso. “Un dolor de cabeza súbito y agudo, acompañado de náusea, vómito, vértigo y debilidad o alteración del conocimiento, puede indicar que está teniendo un ACV. Es decir, no es como una cefalea clásica, se diferencia en que se le suman los síntomas antes mencionados y no hay que dejarlos pasar” indica el especialista.

¿Qué hacer frente a un caso de ACV?

  • Busca asistencia médica de inmediato. “Un accidente cerebrovascular es una verdadera emergencia y cuanto antes se brinde asistencia, más probabilidades hay de minimizar el daño”, aconseja María Teresa Reyes.
  • Si estás presenciando a una persona con síntomas de un ACV, debes llamar a la ambulancia. Mientras llega, sujeta a la persona para evitar que se caiga y acuéstala con cuidado.
  • Coloca su cabeza en alto para evitar que sus vías respiratorias se obstruyan con saliva u otro fluido. Recuerde no darle ningún medicamento, solo esperar a los profesionales y estar alertas ante cualquier cambio.
  • Comunica al personal médico sus síntomas, antecedentes médicos y medicamentos que toma.

Prevención

Un estilo de vida saludable, con ejercicio regular y una alimentación balanceada que incluya frutas y verduras, es clave para prevenir muchas enfermedades, entre ellas los accidentes cerebrovasculares. “El aumento de peso incrementa el riesgo de sufrir hipertensión, lo cual es un factor de riesgo para un ACV”, explica la neuróloga.

En paralelo a ello, realizarse chequeos periódicos con personal médico especializado es de vital importancia para evitar o minimizar el daño que produce esta enfermedad.

VIDEO RECOMENDADO

Conoce el autovacunatorio más grande del Perú

El Autovacunatorio más grande del Perú funcionará desde hoy martes 8 de junio en playa Agua Dulce
La Diris Sur del Ministerio de Salud anunció que desde hoy martes 8 de junio entrará en funcionamiento el autovacunatorio más grande del Perú en la playa Agua Dulce, en Chorrillos. (Fuente: América TV)