Ellos sí sufren al término de cada relación, solo que, pese a su corta edad, manejan mejor ese tema.
Ellos sí sufren al término de cada relación, solo que, pese a su corta edad, manejan mejor ese tema.

Seguro en algún momento te has preguntado por qué superan rápido una ruptura amorosa, y a los días ya los ves coqueteando con otra chica. El psicoterapeuta y director de la Escuela de Desarrollo Personal Supérate, Walter Dávila, señala que los chicos están en una etapa de , los mismos que hacen que todavía no asuma ciertos compromisos, más aún en el campo amoroso.

MÁS INFORMACIÓN: Conoce que cambios psicológicos e intelectuales suelen tener los adolescentes.

Pero hay que precisar que ellos sí sufren al término de cada relación, solo que, pese a su corta edad, manejan mejor ese tema. Y esto se debe -según el especialista- a que aún no se han enamorado sinceramente, ya que prima más el gusto físico y la atracción sexual. Esto es un poco contradictorio porque es común escucharlos decir: ‘Ella es el amor de mi vida’ o ‘siempre estaremos juntos’. Lo cierto es que están en una , y es válida su conducta, siempre que no lastimen a los demás.

El otro lado

También hemos visto o escuchado que algunoshan caído en depresión o han intentado quitarse la vida tras una ruptura amorosa. Se da, en su mayoría, entre jovencitos con baja autoestima, falta de seguridad en sí mismos y con problemas con los padres.

MIRA: Conoce los 6 errores que más cometen los jóvenes al elegir qué estudiar.

Estos chicos en su afán de buscar refugio se ‘enganchan’ con su enamorada y cuando terminan se les cae el mundo encima. Por eso, si notas que tu hijo, luego de terminar con su chica, se encierra en su cuarto, no quiere comer y tiene conductas extrañas, mantente alerta y trata de dialogar con él sin presionarlo. Ten paciencia y no digas que ya se le pasará, él necesita tu apoyo para salir de ese agujero negro.


TAMBIÉN PUEDES LEER:

Crianza: ¿No te agrada el enamorado de tu hija adolescente? Entérate qué hacer.

Enterarse que su hija adolescente ya tiene ‘enamorado’ no es fácil para muchos padres, algunos rechazan y se oponen al lazo de los jovencitos, lo que podría afectar la relación padres e hija.

Antes de prohibir que continúe viéndolo pregúntate de qué manera tu negativa influirá en la relación que tienes con tu engreída.
Antes de prohibir que continúe viéndolo pregúntate de qué manera tu negativa influirá en la relación que tienes con tu engreída.

Para muchos es difícil aceptar que sus hijas han dejado de ser niñas y se han convertido en jovencitas. Que ahora son  y que naturalmente se interesan por el sexo opuesto. Si acabas de conocer al primer novio de tu hija, y a primera impresión no te agrada, antes de prohibir que continúe viéndolo haz una pausa y pregúntate de qué manera tu negativa influirá en la relación que tienes con tu engreída.

¿Quieres que sea una relación tirante? Donde tu hija no recurra a ti y te  responda con el típico ‘no me entiendes’; o prefiere manejar la situación con calma, paciencia y sabiduría. Si has decidido mantener la calma, la psicóloga de familia, Bertha Aranda recomienda que antes de criticar, descalificar o responsabilizar al ‘enamorado’ por las malas notas o la mala conducta de tu hija presente en casa o la escuela, es mejor ayudarle a que se dé cuenta cómo ha cambiado su actitud.

Cómo está descuidando cosas que antes eran importantes para ella (como el desempeño académico o sus amigas) y cómo todos estos cambios repercuten de manera negativa en su persona. “Si se responsabiliza al enamorado sólo reforzará la relación que los adolescentes tengan y lo único que logrará es que no evalúen la situación con calma”, explica la psicóloga.

Por qué debes conocer al enamorado de tu hija adolescente

Al igual que los amigos, los padres también deben conocer al novio de sus hijas. Les guste o no, esta persona pasa a ser la una ‘razón’ más en la vida de la jovencita y por lo tanto, va a ejercer influencia sobre ella. Por ello, es recomendable conocerlo y saber bien de quién se trata.

Antes de prohibirles pasar tiempo con esta persona especial, trata de llegar a acuerdos donde se establezcan los horarios, la cantidad de veces que pueden salir y a dónde está permitido ir. Si en alguna oportunidad incumplieran con algún acuerdo, procede a limitar temporalmente las salidas.

La familia del enamorado de tu hija

Una alternativa para manejar esta situación es conocer a la familia del enamorado, ellos pueden tener las mismas inquietudes o impresión que tú sobre la relación de los jóvenes. Es conveniente porque ambas familias pueden transmitir las mismas ideas, permisos y consecuencias a las conductas de ambos adolescentes; para evitar confusión, malestar y discusiones.


TE PUEDE INTERESAR: