Nunca lo dejes sin su agua bien limpia. Foto: ¡Stock.
Nunca lo dejes sin su agua bien limpia. Foto: ¡Stock.

Una duda que suele aparecer entre los dueños de perros es si deben darles de beber agua del caño o agua hervida fría. Preocupa saber si el líquido ‘crudo’ hace daño o es peligroso, como suele suceder con nosotros, los humanos, a quienes no nos conviene beber directo del grifo.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Le puede dar diabetes a mi perro? Identifica los síntomas y llévalo al veterinario

Salta a la mente que el agua de caño puede contener bacterias que provoquen malestares estomacales a los engreídos de la casa que, como sabemos, beben grandes cantidades de agua en el día, sobre todo si son alimentados con comida seca en bolsa, como sucede cada vez en más hogares.

En primer lugar, lo aconsejable es que el agua esté a temperatura de ambiente, siempre a la sombra, porque los canes adoran beberla fría. Así que, salvo en invierno y en noches frías, en que podemos entibiarla un poco, el agua debe estar a temperatura normal.

Se descarta darles de beber agua hervida caliente, que no les gusta, los perros siempre agradecerán que lo que beban esté limpio, por lo que el punto clave es que el recipiente sea lavado con frecuencia.

Lava su taza de agua. Foto: ¡Stock.
Lava su taza de agua. Foto: ¡Stock.

En otras palabras, más allá de que el agua sea de caño o esté hervida -ya que los perros tienen un organismo más resistente que el humano ante eventuales bacterias-, lo importante es que el bebedero esté bien limpio. Si está sucio, incluso si se sirve agua hervida o purificada, el perro puede enfermar del estómago

En todos los casos, hay que cambiar el agua si no está transparente o se ensució por algún motivo.

Toma nota:

* Algunos perros, debido a problemas renales o de otro tipo, por prescripción del médico veterinario deben beber agua de botella, lo más limpia posible.

TE PUEDE INTERESAR:


tags relacionadas