Por continuas horas de los dispositivos, la aparición de miopía puede presentarse desde pequeños. (Foto: Clínica de la visión)
Por continuas horas de los dispositivos, la aparición de miopía puede presentarse desde pequeños. (Foto: Clínica de la visión)

Estando a puertas del inicio del , es fundamental priorizar el bienestar de los menores y como padres de familia, en su lista de regreso a clases virtuales debe incluir asegurarse de que la vista de su hijo se encuentra bien. Y es que debido a la pandemia por la , los estudiantes nuevamente pasarán largas horas frente a un ordenador y esto podría causarles complicaciones como miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Para Gerardo Arana, director médico de Oftálmica Clínica de la Visión, la cantidad de veces que una persona parpadea por minuto es aproximadamente 18, sin embargo, cuando estamos frente a pantallas, esto disminuye a 5 parpadeos por minuto. Lo que podría ocasionar en los niños una inadecuada distribución de lágrimas generando en sus ojos irritación y ocasionando una fatiga visual.

El especialista recomienda que un menor pase por su primera revisión oftalmológica a los 3 años, en caso no haya presentado algún otro inconveniente ocular en años anteriores. A su vez, cuando el niño ingresa a primaria, que es a partir de los 5 o 6 años, se sugiere que tenga una visita anual con un especialista en oftalmología.

Pero ¿Cómo descartamos si nuestros pequeños tienen problemas de la visión? Siga estos consejos:

  1. Se acerca mucho a la computadora: Lo hace para enfocar más fácilmente a su profesora y compañeros porque los ‘ve borroso’. Este hecho aparece cuando hay una clara diferencia de agudeza visual entre ambos ojos.
  2. Parpadea o guiña los ojos en exceso: Este acto es inespecífico, puede que el niño está forzando la vista y debido al esfuerzo se marea, tiene dolores de cabeza o sienta náuseas mientras lee.
  3. Enrojecimiento ocular: Si hay un esfuerzo de por medio, el riesgo sanguíneo de los ojos aumenta. Puede tener migrañas, tienden a frotarse los ojos y los capilares de la zona blanca de la vista (conjuntiva) se empieza a cargar de sangre,
  4. Cambio en las preferencias de juego. Algunos niños con problemas visuales dejan de jugar al fútbol, porque ven mal la pelota; otros, al contrario, pasan de ser lectores empedernidos a mostrar un gran interés por los juegos al aire libre (lo que les ocurre es que ven mal).
  5. Inclina la cabeza hacia un lado al leer y escribir. Este hecho aparece cuando hay una clara diferencia de agudeza visual entre ambos ojos.
 Año Escolar 2021 será virtual el primer mes en todos los colegios. (Foto: GEC)
Año Escolar 2021 será virtual el primer mes en todos los colegios. (Foto: GEC)

Si en la revisión oftalmológica el médico recomienda el uso de lentes con medida estos deben ser pediátricos, de preferencia con lunas de policarbonato, el cual resiste a golpes y caídas.

Tenga en cuenta para el retorno de clases:
  • Contar con una buena iluminación: Si es de día, se sugiere que la pantalla y el ambiente tengan una luz similar.
  • Tomar descansos: Es vital que los menores tomen descansos entre cada clase virtual. Si ya son adolescentes pueden realizar la técnica del 20-20-20, la cual consiste que cada 20 minutos se mire por 20 segundos a 20 pies de distancia (6 metros aproximadamente).
  • Tener una adecuada posición del equipo: La parte superior de la laptop o computadora, deberá estar unos centímetros más abajo que el nivel de los ojos para una mejor distribución de las lágrimas.
  • Usar lubricantes oculares. Se recomienda que los alumnos con ayuda de sus padres se apliquen una gota de lubricante ocular antes de iniciar con las clases para que sus ojos estén humectados y se eviten incomodidades.