La falta de sueño afecta directamente a la salud mental del conductor cuyos principales efectos son la irritabilidad y falta de autocontrol. (Foto: Pexel)
La falta de sueño afecta directamente a la salud mental del conductor cuyos principales efectos son la irritabilidad y falta de autocontrol. (Foto: Pexel)

La salud mental está íntimamente relacionada con la salud física y la conducta. En la conducción necesitamos mantener un control físico y emocional. El estrés y la ansiedad pueden hacer que tomemos una decisión equivocada al volante.

Estar al volante conlleva una gran responsabilidad, por eso -además de estar al día en los conocimientos viales y tener un buen estado físico para reaccionar de manera oportuna ante cualquier situación- la salud emocional es indispensable para un manejo seguro.

En el Perú, se estima que ocho de cada diez accidentes son atribuidos al ser humano como causa principal, esto involucra: el exceso de velocidad, conducir de manera imprudente o bajo estado de ebriedad. Asimismo, la falta de sueño afecta directamente a la salud mental del conductor cuyos principales efectos son la irritabilidad y falta de autocontrol, falta de concentración y memoria, dificultades de coordinación y en la toma de decisiones, fatiga y falta de motivación.

Por esta razón, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, Jerhel Chavarría, psicóloga e instructora de Educación y Seguridad Vial del Touring y Automóvil Club del Perú, brinda un par de recomendaciones a tomar en consideración al momento de conducir:

  • Concentración absoluta. Los accidentes justamente se inician con breves distracciones. Tener listo lo necesario para iniciar el viaje (emisora sintonizada, GPS programado, etc.); no mantener conversaciones alteradas durante el viaje; el copiloto u ocupantes deberán evitar dar indicaciones o alertar de manera innecesaria al conductor; no realizar otra actividad de manera paralela como maquillarse, enviar mensajes por celular o ingerir alimentos.
  • Descansar las horas que pida el cuerpo, controlar la temperatura dentro del vehículo, ejercitar la paciencia durante las horas punta o ensayar nuevas rutas para evitar situaciones de tráfico.
  • Considerar un tiempo prudente para salir con tiempo suficiente para llegar a su destino, así podrá seguir rutas más despejadas que le generen mejor ánimo durante su trayecto.
  • Practicar la respiración profunda, frente a una situación estresante en el trayecto, al hacerlo, esta le lleva un mensaje de tranquilidad al cerebro y como consecuencia este mismo mensaje se envía al cuerpo.
  • Mostrar respeto y empatía al manejar, ser prudente y así contribuir a educar a otros conductores, a los hijos o a los que nos acompañan. La seguridad vial siempre empieza con la prevención.

Recordar que la seguridad vial siempre empieza con la prevención, y es responsabilidad de todos aplicar las recomendaciones para evitar accidentes y vivir en armonía con los demás.

VIDEO RECOMENDADO

La “maldición” de los terremotos en Lima: conoce la historia que atemorizó a miles de peruanos en los años 70

La "maldición" de los terremotos en Lima: conoce la historia que atemorizó a miles de peruanos en los años 70
Son tres veces las que México ha sido azotado por un terremoto el mismo día. ¿Coincidencia? Muchos creen que se trata de una maldición. Sin embargo, no es el único país que ha vivido una suerte similar. El Perú también la tuvo. Te contamos los detalles en este video.