La idea es establecer una estrategia que distinga al negocio y le dé ese factor extra que haga a los clientes elegir tu producto.
La idea es establecer una estrategia que distinga al negocio y le dé ese factor extra que haga a los clientes elegir tu producto.

En esta han surgido muchos negocios y esto ha provocado que los se pregunten lo siguiente: ¿por qué los clientes nos preferirían a nosotros y no al resto?

MIRA: Mujeres emprendedoras y valientes que cuidan el planeta: libro de perfiles y para colorear.

La idea es establecer una estrategia que distinga al negocio y le dé ese factor extra que haga a los clientes elegir su producto frente a la competencia. ¿Cómo? Los expertos del Consultorio Financiero de Mi Banco, te enseñan un plan basado en las ‘4 p de la diferenciación’:

1. Producto

Una forma evidente es ofreciendo un producto innovador y distinto.

2. Precio

Define en qué rango quieres posicionar tu producto o servicio. Para definirlo puede seguir una de las siguientes estrategias: utilidad racional (basado en cuánto le cuesta producirlo y cuánto cobra la competencia) o la utilidad irracional (tú mismo pones el precio sin ver a los demás).

LEE: ¿Cómo crear una tienda digital?

3. Paquete

Recuerda que el empaque o presentación es la primera cara del producto.

4. Palanca

Se refiere al producto o servicio complementario que le sirve para impulsar la venta. Por ejemplo, es diferente decir: ‘pan con chicharrón y chicha helada a S/10, el delivery es aparte, S/5 más’ a ‘pan con chicharrón y chicha helada S/15, delivery gratis’.


VIDEO RECOMENDADO:


TAMBIÉN TE PUEDES LEER:

¿Quieres emprender? Estos 5 tips te ayudarán a empezar con el pie derecho

Rodéate de personas responsables y escucha las críticas constructivas. Además, debes hacer un plan de trabajo, es decir, elaborar una lista de tareas y jerarquizarlas para que todas se cumplan.

Todo negocio conlleva un riesgo, ya que te puede dar muchos beneficios o también pérdidas. Pero si crees en tu proyecto, debes continuar hasta el final.
Todo negocio conlleva un riesgo, ya que te puede dar muchos beneficios o también pérdidas. Pero si crees en tu proyecto, debes continuar hasta el final.

Hoy en día los jóvenes tienen toda la energía, entusiasmo y habilidades para  Cuentan con muchas ideas, sin embargo, a veces no saben cuál de todas puede funcionar y tener éxito. Por eso, los expertos en Consultoría y Estrategias para Startups te brindan estos 5 buenos consejos:

1. Arriésgate lo máximo posible. Todo negocio conlleva un riesgo, ya que te puede dar muchos beneficios o también pérdidas. Pero si crees en tu proyecto, debes continuar hasta el final. Eso sí, tienes que tomar decisiones inteligentes.

2. Céntrate en lo importante. Enfócate en mejorar aquellas habilidades que te hagan más eficaz y productivo en tu emprendimiento. Haz una lista de las tareas y jerarquízalas para ir realizándolas de acuerdo a su prioridad.

3. Rodéate de personas responsables y disciplinadas. Si tienes socios, procura que estén realmente comprometidos con el proyecto.

4. Persigue tu felicidad y no solo porque te puede dar dinero. Recuerda que sin motivación nada resulta.

5. No tomes en cuenta todas las críticas. En el camino encontrarás gente que te dirá que tu emprendimiento no tiene futuro, que te falta experiencia, que mejor desistas. Aprende a valorar solo las críticas constructivas.