Un hueso en movimiento siempre será un hueso más fuerte, a diferencia de los que no, que serán débiles.
Un hueso en movimiento siempre será un hueso más fuerte, a diferencia de los que no, que serán débiles.

Con el paso de los años sufrimos la pérdida de densidad ósea y masa muscular, esto suele ocurrir en la mujer después de la menopausia y en los hombres alrededor de los 65 años, explica Miguel Ángel Figueroa, médico traumatólogo de Consalud.

Felizmente, el especialista indica que podemos revertir esta situación y mantener nuestros huesos y músculos en buen estado teniendo hábitos saludables y siguiendo estos consejos:

1. Actividad física.

Un hueso en movimiento siempre será un hueso más fuerte, a diferencia de los que no, que serán débiles. “Tanto para el sistema óseo como muscular, es muy importante. Correr, caminar y nadar son los ejercicios más recomendados porque mueven todas las articulaciones”, añade.

2. Alimentación rica en calcio y proteínas.

y siempre incluir alimentos de origen animal, como la leche, huevos, pescado y también frutas, como las naranjas.

3. Suplementos vitamínicos.

Estos hacen que tengamos una mejor salud ósea y muscular, pero antes de consumirlos debemos consultar con el médico para saber cuáles son las carencias de vitaminas que tenemos.

Dato

Los pacientes que consumen corticoides por un tiempo prolongado tienen un riesgo muy elevado de desarrollar osteoporosis.