Ni una menos: No calles ni aguantes, ¡deja a tu agresor!

Si sufres de maltrato por parte de tu pareja, denúncialo. 

Deja a tu agresor

Deja a tu agresor

Deja a tu agresor

¿Tienes a un ogro en casa, que cada vez que se le ocurre te golpea y somete psicológicamente? No aguantes más. Es el momento de despojarte de cualquier motivo que te frene a tomar una decisión, por tu bien y por el de tus hijos.

La psicóloga Juliana Sequera señala que muchas mujeres violentadas prefieren reprimirse y soportar por razones equivocadas. ¿Te suenan estas afirmaciones?:

1. ‘No lo dejo porque quién me da para los gastos’. Evita pensar así porque es un motivo de sometimiento. Para no depender del dinero del marido, la mujer puede convertir sus hobbies en un emprendimiento.

2. ‘Por mis hijos’. Mantener un relación con un golpeador no es un buen ejemplo de familia. Cuando sean grandes, esos niños, al ver tanta violencia en casa, serán también golpeadores o se buscarán a una pareja que los golpee.

3. ‘No puedo estar sola’. Si piensan así están padeciendo una gran dependencia emocional. Tener miedo a estar sola o pensar que no podrán hacer nada sin ese hombre refleja, además, una falta de autoestima. En este caso, se aconseja que trabaje primero en identificar sus talentos y qué proyectos de vida puede emprender de acuerdo a sus habilidades. Ir a terapia también es una ayuda.

SABIÁS QUÉ
Cuando una mujer abandona una relación abusiva, el miedo comienza a debilitarse por la distancia y esta sensación de alivio, por el cese de la violencia, comienza a cobrar fuerza.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.