Campeón es un trome con los autos y con la venta de pollos a la leña. (Foto: Liliana Beraún)
Campeón es un trome con los autos y con la venta de pollos a la leña. (Foto: Liliana Beraún)

Dicen que estamos hechos de recuerdos y Diego Rodríguez -Campeón Nacional de 2018, categoría Joyner- tiene dos en su memoria que marcaron su vida. El primero, él con una felicidad indescriptible manejando un chachicar a los cinco años, y el segundo, él ayudando en la granja de pollos de su padre Walter.

Lo curioso es que, ahora a sus 42 años, ambas actividades son su día a día. Diego en la actualidad es uno de los mejores pilotos de joyner (autos livianos) y también un pujante empresario de pollos a la leña, que antes ha sido mil oficios.

La primera vez que se subió a un auto de niños tenía 5 años y quedó fascinado. (Foto: Liliana Beraún)
La primera vez que se subió a un auto de niños tenía 5 años y quedó fascinado. (Foto: Liliana Beraún)

Tu papá era avicultor y tenía una granja en tu casa. ¿Cómo se convierte en pollería?

Mi papá vendía pollos y bueno, era clásico que hiciera reuniones familiares los fines de semana teniendo como protagonista al pollo a la brasa. A todos les encantaba y le pedían a mi padre que abriera una pollería.

Con su padre Walter y su hermano Daniel han sacado adelante su restaurante. (Foto: José Rojas Bashe)
Con su padre Walter y su hermano Daniel han sacado adelante su restaurante. (Foto: José Rojas Bashe)

Entonces la abrieron por insistencia…

Sí, y porque vimos un negocio que podía generarnos ingresos. Mi hermano, mi padre y yo abrimos ‘Donde Walter’, que es el nombre de mi papá y porque fue en su casa. Ahora tenemos tres locales, el último en la avenida Caminos del Inca 1478, en Surco.

Sin embargo, tú estudiaste mecánica automotriz...

Yo estudié esa carrera en Senati. Durante muchos años, a la par de la pollería, trabajé como mecánico de autos y también fui perito de siniestros de automóviles en una compañía de seguros. Nunca quise alejarme de los autos, pero llegó un momento en que me di cuenta de que la pollería tenía mucho potencial y renuncié a mis trabajos.

Diego Rodríguez es muy dedicado a su negocio, pero su gran pasión son los autos. (Foto: Liliana Beraún)
Diego Rodríguez es muy dedicado a su negocio, pero su gran pasión son los autos. (Foto: Liliana Beraún)

¿Qué pasó después?

Me preparé mucho, estudié administración de empresas y llevé cursos para manejar el negocio familiar.

¿Dejaste los autos?

No del todo, porque en el 2013, al fin con mucho esfuerzo, pude correr mi primer rally. Después de varios años de trabajar duro, pude comprarme un joyner, mi chamba dio sus frutos.

Y hace tres años fuiste Campeón Nacional de Rally…

Sí, en el 2018 en la categoría Joyner. Me sentí muy contento. Un año antes había hecho la carrera completa en . Los joyners son carros bastantes livianos. Son ligeros y chiquitos. Están hechos con tubos, paneles y un parabrisas. Imagínate pasar por ciudades con climas muy fríos, yo me he mojado manejando en lluvias, he pasado por nieve, pero correr es algo adrenalínico.

Diego y su familia acaban de abrir su tercer local en Surco. (Foto: José Rojas Bashe)
Diego y su familia acaban de abrir su tercer local en Surco. (Foto: José Rojas Bashe)

Diego piloto y Diego pollero son...

Muy competitivos. Siempre me gusta ganar y crecer.

DATO

Estamos en la Unos días en que le rendimos tributo a este platillo infaltable en la mesa peruana. Si te provocó el pollito de ‘Donde Walter’ puedes pedirlo al: 3564039