Puedes hacer tu presupuesto, si deseas, hoy mismo. No esperes una fecha. Lo importante es tener uno que guíe tu economía.
Puedes hacer tu presupuesto, si deseas, hoy mismo. No esperes una fecha. Lo importante es tener uno que guíe tu economía.

‘No sé en qué se va mi dinero’. Esta es una frase que solemos decir para justificar nuestra falta de Lo cierto es que sí podemos administrar mejor nuestra platita, pero es necesario incluir a la familia para que todos puedan apoyar. ¿Cómo hacerlo? José Kohagura, coordinador académico de Administración de Negocios Bancarios de Certus, nos da estos valiosos consejos:

MIRA: ¿Cómo puedo saber qué deudas tengo? Descúbrelo aquí

1. Elaboren el presupuesto en familia

Todos deben saber cuánto son los ingresos y gastos (aquí incluye el ahorro) para que puedan apoyar desde su condición a reducir ciertos pagos innecesarios.

2. Eliminen los gastos ‘hormiga’

Por ejemplo, hay que levantarse temprano para no gastar en taxi o comprar almuerzo en la calle. También evitemos darnos con mucha frecuencia esos ‘gustitos’ que se llevan el dinero, como gaseosas y golosinas.

LEE: ¿Quieres cambiar dólares? Estos tips te ayudarán

3. Reduzcan los gastos ‘vampiros’

No tengas las luces prendidas de la casa de día, desconecta los aparatos que no estés utilizando, lávate los dientes con un vaso de agua, no dejes hervir mucho tiempo el agua. Esto te ayudará a ahorrar en los servicios básicos. En esto pueden ayudar los hijos.

4. Revisen cuánto han ahorrado

Háganlo al final de la semana, quincena o mes (según su presupuesto). Eso los motivará a seguir con este sistema. Incluso pueden usar un pequeño monto para darse un gustito.

SABÍAS QUE...

Puedes hacer tu presupuesto, si deseas, hoy mismo. No esperes una fecha. Lo importante es tener uno que guíe tu economía.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Finanzas personales: Dile NO a estos gastos y evitarás perder tu dinero

Tampoco se trata de prohibirte todo, más bien debes aprender a organizar tus finanzas y a ahorrar. De esta manera, no podrás darte ciertos gustitos sin la preocupación de afectar tu economía.

Si no necesitas dinero para algo concreto, no aceptes los préstamos de las entidades bancarias, así te insistan en hacerlo.
Si no necesitas dinero para algo concreto, no aceptes los préstamos de las entidades bancarias, así te insistan en hacerlo.

Pese a que hacemos un , muchas veces nos hemos preguntado en qué se va nuestro dinero y por qué no podemos ahorrar lo que queremos. Los expertos en  señalan que esto se debe a que, sin darnos cuenta, no le estamos diciendo ‘NO’ a muchos gastos que al final hacen que nuestra platita se evapore.

A continuación, te decimos cuáles son los cuatro ‘NO’ que evitarán que tu dinero se pierda:

1. ‘NO’ a las superofertas

Analiza detenidamente si necesitas esos productos que están con precios rebajados. A veces nos emocionamos tanto que pagamos con la  o usamos el dinero que estaba destinado a otra cosa. Esto solo nos podría causar deudas.

2. ‘NO’ a las salidas cuando estás con el dinero justo

Puedes optar por paseos a parques u otros lugares más económicos. Esto no significa cortar tu vida social, pero hay que ser prudentes a la hora de elegir. No te agarres de la frase: ‘Solo se vive una vez’.

3. ‘NO’ a los negocios dudosos

¿Apareció una posibilidad de inversión con cuantiosas ganancias en poco tiempo? No aceptes tan rápido. Antes analiza la propuesta y, si es posible, pide asesoramiento. Dependiendo de ello, puedes arriesgarte.

4. ‘NO’ a los préstamos que te ofrecen los bancos

Si no necesitas ese dinero para algo concreto, no lo aceptes, así te insistan en hacerlo y te digan los miles de beneficios que tendrías.

MÁS INFORMACIÓN: