Es una disciplina que no cuenta con un alto nivel de exigencia, pero es frecuente que las personas puedan sufrir lesiones durante su práctica.
Es una disciplina que no cuenta con un alto nivel de exigencia, pero es frecuente que las personas puedan sufrir lesiones durante su práctica.

, disciplina milenaria de la India, fue una de las actividades más recomendadas por la ONU para enfrentar la cuarentena impuesta en diferentes países alrededor del mundo desde el 2020. Debido a ello, cada vez son más personas que deciden iniciar su práctica y disfrutar de sus beneficios a nivel emocional, mental y físico. Sin embargo, a pesar de ser conocida como una disciplina que no cuenta con un alto nivel de exigencia, es muy frecuente que las personas puedan sufrir durante su práctica.

Por ello, Karla Luna, creadora de la plataforma www.laalyoga.com, te brinda cinco recomendaciones para disfrutar plenamente tus sesiones de yoga sin lastimar tu cuerpo.

SÉ CONSCIENTE DE TU CUERPO

Una de las principales razones por las que podemos sufrir una lesión durante nuestra práctica de yoga es debido a que exigimos a nuestro cuerpo más de lo que puede. Por ello, durante tu práctica es muy importante que aprendas a ser más consciente de tu cuerpo a nivel físico, mental y emocional. Saber qué posturas puedes realizar en el momento en el que te encuentras, conociendo tus limitaciones y enfocándote en cada movimiento.

DESARROLLA TU PRÁCTICA PASO A PASO

La práctica de yoga puede parecer sencilla de ejecutar; sin embargo, para algunas posturas requerirás de mayor fuerza física y un estado óptimo de algunas zonas de tu cuerpo. Por ello, lo ideal es avanzar poco a poco en la práctica a medida que pueda conocer y escuchar tu cuerpo.

LEE: Tres técnicas de relajación que debes practicar y dile adiós el estrés

LLEVA UNA PRÁCTICA DE YOGA GUIADA POR UNA ESPECIALISTA

Actualmente existen diferentes plataformas desde donde puedes aprender la disciplina milenaria de la India de forma gratuita. Sin embargo, lo recomendable siempre será llevar una práctica guiada acompañada de una especialista que conozca la disciplina a profundidad a quien puedas consultar tus dudas sobre las posturas y quien pueda indicarte a ejecutarlas de forma correcta sin lastimarte, tomando en cuenta tus potenciales y limitaciones a nivel físico.

ACOMPAÑA TU PRÁCTICA CON ACCESORIOS DE ALTA CALIDAD

Para poder iniciar tu práctica de yoga solo necesitarás un poco de tiempo para ti y un espacio donde puedas estirarte con comodidad. Sin embargo, para obtener los máximos beneficios de cada sesión, puedes adquirir algunos accesorios de yoga como un mat antideslizante elaborado de caucho natural que permitirá desarrollar tu sesión con seguridad. Además, si sufres de algún dolor particular en las rodillas, codos o manos y necesidad un apoyo extra para aislar tu cuerpo del piso; puedes probar con un Mini Mat de yoga que podrás colocar en aquellas zonas donde requieres de mayor soporte. Si padeces alguna condición física especial o estás iniciando tus clases de yoga terapéutico también puedes apoyar tu práctica con bloques de yoga.

LEE: Descubre cómo el yoga te ayudará a mejorar tus vínculos afectivos


¿Cuáles son los beneficios del yoga?

1. Ayuda a aliviar los dolores crónicos. La práctica del yoga es muy efectiva para aliviar la mayoría de dolores ubicados en la zona del cuello, rodillas, espalda, la lumbalgia, artritis, entre otros. Recuerda siempre contar y seguir los consejos de un maestro guía de Yoga para evitar lesionarte y hacer los ejercicios de forma correcta.

2Reduce el estrés. Está demostrado que el yoga reduce el estrés, el estado de ansiedad, además que las personas que practican yoga según algunos estudios tardan hasta 10 minutos menos en quedarse dormidos y con una mejor sensación de descanso por la mañana.

3. Fortalece los músculos. Practicar el yoga de manera continua y con un guía preparado nos puede beneficiar en el fortalecimiento de nuestros músculos, pero también con nuestros huesos. Potencia la flexibilidad de nuestras articulaciones y huesos evitando la pérdida de masa ósea.

4. Mejora la concentración. Con el yoga, tu respiración y meditación mejora. El trabajo constante te beneficiará hasta alcanzar un estado más sereno, sin nervios, sin el estrés diario y mejorando tu rendimiento. Practicar una hora al día es muy beneficioso para tu salud mental.