Llévate bien con tu expareja sin confundir a tus hijos.
Llévate bien con tu expareja sin confundir a tus hijos.

Los especialistas recomiendan que luego de una separación es mejor que los padres tengan una para el bienestar psicoemocional de los hijos. Pero, ¿hasta qué punto se pueden llevar bien y no confundir a los chicos con una supuesta pronta ?

LEE: Educa a tus hijos con disciplina positiva, sin gritos ni castigos

La psicoterapeuta Juliana Sequera explica que la única forma de que los niños se confundan es cuando los padres están confundidos respecto de la relación que tienen.

“Los pequeños tienen que sentir que entre sus padres hay una relación sana en cuanto a reglas y límites, pero que también existe un espacio de separación para cada uno, que ya no están más juntos como pareja, pero sí como papás”, agrega la experta.

Hay que tener en claro que no basta la separación física, los menores también deben notar la separación emocional de sus progenitores y para lograrlo estos no deben mostrarse controladores ni demasiado cariñosos, y tampoco estar todo el día en la casa que antes compartieron.

“Es importante estar pendientes de los sentimientos y dudas de los hijos, para aclarar cualquier situación. Pero ya no debes estar pendiente de lo que siente tu expareja porque eso no tiene nada que ver contigo. Con reglas claras nunca habrá confusión de ninguna parte”, advierte.

MIRA: Respetar la privacidad del adolescente, ¿por qué es importante?

DATO

No pretendan ser los mejores amigos después de haber decidido separarse. Solo sigan manteniendo la cortesía y el respeto.

TE PUEDE INTERESAR: CONSEJOS CONSTRUIR UN VÍNCULO POSITIVO CON TU BEBÉ

Los requieren de muchos cuidados, pero también es importante poner énfasis en la creación de un vínculo afectivo y positivo con ellos. Ahora que son pequeñitos es el mejor momento para hacerlo, pues el lazo que formen perdurará en todas sus .

Rommy Ríos, gerente de la Fundación Baltazar & Nicolás, explica que generar este vínculo con tu bebé te permitirá lograr un apego seguro que beneficiará a su desarrollo social, emocional y cognitivo. “El bebé genera apego a quienes lo cuidan habitualmente, pero lo hará de forma sana y beneficiosa si se trata de cuidadores incondicionales, sensibles y eficaces”, agrega.

Ante esto, nos brinda cuatro pasos para lograr una buena conexión con tu bebé:

♦ HABLARLE DE LO QUE ESTÁ PASANDO. Es importante hablar con claridad, respeto y buena intención. Ellos te entienden.

♦ ABRAZARLO. Los abrazos protegen, sostienen, consuelan, tranquilizan y son una expresión de amor y alegría. No solo lo hagas cuando esté feliz, sino también cuando esté triste.

♦ MIRARLO A LOS OJOS. Con esto estás reforzando su autoestima, reconocimiento, respeto y gratitud.

♦ MANTENER LA CALMA. No te dejes llevar por el estrés cuando llore o grite. Para conectar con el niño debes estar tranquila.

♦ ACEPTAR Y VALIDAR las emociones de tu retoño, y expresarlo con naturalidad favorece su desarrollo socioemocional.