Recuerda que el descanso te va a ayudar a retener mucho mejor lo aprendido y te garantiza una mejor atención a la hora de estudiar, por eso es que se recomienda que los adultos descansen entre 7 u 8 horas cada noche para no afectar tu rendimiento académico.  Foto: Pexels.
Recuerda que el descanso te va a ayudar a retener mucho mejor lo aprendido y te garantiza una mejor atención a la hora de estudiar, por eso es que se recomienda que los adultos descansen entre 7 u 8 horas cada noche para no afectar tu rendimiento académico. Foto: Pexels.

La vida universitaria puede ser exigente y representa toda una experiencia llena de retos y competencias, esto puede generar mucha en los estudiantes, que es un estado completamente natural en el ser humano, ya que ante la presencia de la presión o situaciones angustiantes solemos anticiparnos, lo que puede alteraciones mentales y físicas como pensamientos negativos recurrentes, taquicardia, dolores de cabeza, sensaciones de ahogo, mareos, entre otros.

La egresada de psicologia de la Universidad César Vallejo, Fabiana Paz nos estas recomendaciones para controlar la ansiedad para el retorno a las clases universitarias:

1. ORGANIZACIÓN

Es importante tener en cuenta que sin la organización es probable que dejes todo a última hora o se te acumulen los trabajos, esto puede generarte presión y evidentemente despertar la ansiedad, te recomiendo usar planners diarios y mensuales, donde puedes poner cada actividad por realizar, esto facilitará tu alcance de metas y pondrá tus tareas y trabajos en orden de prioridades.

2. DESCANSO

Recuerda que el descanso te va a ayudar a retener mucho mejor lo aprendido y te garantiza una mejor atención a la hora de estudiar, por eso es que se recomienda que los adultos descansen entre 7 u 8 horas cada noche para no afectar tu rendimiento académico.

3. CREAR UNA RED DE APOYO

Si la presencia de nuevos retos como tareas, trabajos, exámenes, etc. te generan algunos de los síntomas nombrados líneas arriba, quizás puedas apoyarte en personas de tu confianza, crear o unirte a un grupo de estudio con tus mismas metas y objetivos, esto puede facilitar el proceso de adaptación a nuevas rutinas y el retorno a clases.

4. NO SOBREPIENSES

La angustia y el miedo a las actividades nuevas como exámenes o exposiciones puede llevarte a tener demasiados pensamientos, muchos de ellos negativos y fatalistas, ten en cuenta que esto solo complicará tu desempeño académico, por esto te propongo una nueva regla en tu vida: no asumas situaciones y si en caso lo haces, no esperes lo peor de ellas. El confiar en tu capacidad te brindará seguridad para conseguir todo lo que te propongas.

5. DEDICATE TIEMPO

Es importante realizar activades que te nutran, te relajen y te den el espacio necesario para liberar el estrés, tales como realizar ejercicios al aire libre, asistir a reuniones con amistades bajo contexto de ocio, aprender a realizar ejercicios de respiración para eliminar la tensión, hacer yoga, baile, entre otros. El darte tiempo te permitirá hacer mas que estudiar y esto equilibrará tu vida de forma sana. Si a pesar de haber practicado estas recomendaciones los síntomas persisten más allá de lo apropiado, definitivamente te recomiendo visitar a un psicólogo para poder tratar la situación actual de forma profesional.

Te puede interesar: