El maltrato psicológico es una agresión contra la pareja y está basado en una condición de superioridad que podría terminar en violencia física. Foto: iStock.
El maltrato psicológico es una agresión contra la pareja y está basado en una condición de superioridad que podría terminar en violencia física. Foto: iStock.

Como no deja moretones en la piel, muchas mujeres dudan si denunciar o no las constantes agresiones verbales de las que son víctimas por parte de sus parejas. “Como él no me pega, las autoridades van a decir que no es grave o que soy muy sensible”, es uno de los pensamientos que atraviesan sus mentes.

Estos temores a denunciar cobran fuerza cuando ellas asumen que será muy difícil probar este tipo de violencia ante la justicia. Nada más lejos de la realidad. Las mujeres pueden frenar la agresión psicológica porque nadie tiene derecho a insultarlas ni humillarlas.

PRUEBA CLAVE

La doctora María del Carmen Barragán sostiene que la prueba psicológica que se le practica a la víctima, luego de que presenta la denuncia ante el Juzgado de Familia, es determinante para que el fiscal evalúe el daño psíquico, la afectación mental e incluso el grado de nerviosismo en la mujer, producto de los continuos ataques de su pareja.

MÁS INFORMACIÓN: Las agresiones verbales son violencia psicológica y, si sigue, puede escalar a la física

“Hay que aclarar que la no solo es cuando el hombre insulta, sino también cuando hace comentarios, tanto en público como en privado, que menoscaban la autoestima y el amor propio de quien dicen amar”, afirma.

PERFIL PSICOLÓGICO

Al igual que la víctima, el denunciado también se someterá a la pericia psicológica con el objetivo de conocer si es un hombre dominante y manipulador. El fiscal analizará ambos resultados y de demostrarse la, enviará la denuncia al juez para que dicte sentencia.

Amenazas, insultos, desprecios y humillaciones en público son también violencia psicológica. Foto: iStock.
Amenazas, insultos, desprecios y humillaciones en público son también violencia psicológica. Foto: iStock.

Si hay testigos que respalden las afirmaciones de la denunciante, el juez lo tomará en cuenta. También otorgará medidas de protección a la víctima. “Jamás le hará conciliar con el agresor, por el contrario, ordenará que el hombre se retire del domicilio y se mantenga lejos de la mujer, a una distancia de 100 metros como mínimo”, indica.

SENTENCIA

Casi siempre el agresor tiene que pagar una reparación civil a favor de la agraviada, hacerse cargo de su tratamiento psicológico y, si el daño psíquico es muy grave, puede irse a la cárcel, según el criterio del juez. Eso sí, su accionar quedará como precedente.

+DATOS

* La violencia psicológica es todo daño que tiende a controlar o aislar a una mujer contra su voluntad, a humillarla, avergonzarla, insultarla y estigmatizarla, según la Ley 30364.

* Este tipo de agresión casi siempre es la antesala a los golpes y el feminicidio.

* Si quien es víctima de agresión psicológica es el hombre, también debe presentar su denuncia.

TE PUEDE INTERESAR: