Los enfrentamientos por una suegra entrometida pueden llenarla de frustración, desgastar su relación de pareja, incluso, acabar con el matrimonio.
Los enfrentamientos por una suegra entrometida pueden llenarla de frustración, desgastar su relación de pareja, incluso, acabar con el matrimonio.

o falta de comunicación en la pareja, Desde qué cocinar, cómo se arreglar la casa, cómo hay que atender a su engreído (el esposo), qué comprar, incluso, cómo criar a los hijos (los nietos). Si es su caso, sepa que los enfrentamientos pueden llenarla de frustración, desgastar su relación de pareja, incluso, acabar con el matrimonio, alerta la psicoterapeuta familiar, Hellen Orihuela.

¡Relación de tres!

Esta situación se presenta con frecuencia cuando la mujer se enamora de un hombre cuya madre manejó por completo cada momento de su infancia y adolescencia sin dejar que éste aprendiera a hacer sus tareas cotidianas y resolver sus propios problemas. Entonces, hay un caso de co-dependencia de madre e hijo. También ocurre que hay suegras que al no tener pareja se aferran y se entrometen en la vidas de sus hijos para su subsistencia, y el hijo no la quiere contradecir ni enfrentarse porque es lo ‘único’ que ellas tienen. Usan la manipulación”, explica Orihuela.

LEE: Mi pareja y mis padres enfrentados, ¿qué hacer?

Un buen hijo siempre se mantendrá neutral y evitará conflictos, dándole a cada una de las mujeres en su vida el sitio que le corresponde, resalta la experta.

¿Qué hacer?

Primero, descartar la opción del ultimátum. “Tu madre o yo”. Eso no funciona, sentencia la psicoterapeuta. Lo ideal es que la pareja (el hijo) le ponga un límite a la madre y le dé a su compañera el lugar que le corresponde dentro de la relación y el hogar.

Vale aclarar, que en muchos casos, la suegra influye en la relación siempre y cuando una (como esposa o pareja) le dé esa autoridad. Lo correcto es mantener una dinámica de comunicación educada y clara. En cualquier circunstancia escuchar, agradecer a la suegra por su opinión o intención, y aclararle que como pareja tomaran sus propias decisiones.

MÁS: Mi pareja tiene adicción a la apuestas y juegos de mesa, ¿cómo lo ayudo?

CASOS EXTREMOS. Si ha llegado al extremo de pelear con su esposo por causa de su suegra, lo mejor es mejor acudir a un profesional especializado en terapia familiar.

EVITAR CONFLICTOS. Para mantener a su suegra contenta y fuera de la relación, lo mejor es que cada una viva en su casa. No convivan todos en un mismo lugar.

PACIENCIA. Es posible que haya actitudes de su suegra que le moleste pero, aún así, no puede contestarle con faltas de respeto ni con un tono burlón. Mejor espere a que se calme y hablen tranquilamente.

TE PUEDE INTERESAR: