Pocas cosas eliminan el estrés como un poco de tiempo en la colchoneta de yoga. No es de extrañar que más del 55 por ciento de los yoguis reporten un sueño superior. Foto: Pexels.
Pocas cosas eliminan el estrés como un poco de tiempo en la colchoneta de yoga. No es de extrañar que más del 55 por ciento de los yoguis reporten un sueño superior. Foto: Pexels.

Conciliar es algo muy apreciado en los últimos años, pues la gran mayoría de personas viven estresadas y con muchas preocupaciones por diversas situaciones; tanto en la vida laboral como en lo familiar. Los pensamientos constantes nos llevan a tener largas noches de insomnio y al reducir las horas de sueño afecta considerablemente nuestra salud. Es importante realizar cualquier actividad física, pues tiene grandes beneficios para mejorar la calidad del sueño. En esta nota de los contamos todo.

El ejercicio promueve el sueño de varias maneras

¿Alguna vez has notado que te duermes más rápido los días que vas al gimnasio? La actividad física es como un tranquilizante natural, que ayuda a que tu mente se relaje. Una vez que lo hagas, también dormirás más tiempo y más profundamente. Esto se debe a que el ejercicio ayuda a aumentar el sueño de ondas lentas, la etapa profunda y rejuvenecedora del sueño que te ayuda a despertarte sintiéndote restaurado y renovado.

Hacer ejercicio también tiene otros beneficios. Por ejemplo, el ejercicio es energizante, lo que significa que es menos probable que duermas una siesta durante el día, lo que puede interferir con el sueño nocturno, comenta Scott Collier, PhD, FACSM, profesor de ciencias del ejercicio cardiovascular en la Universidad Estatal de los Apalaches.

El tiempo es un asunto individual

¿Quizás has escuchado que debes evitar hacer ejercicio por la noche? “Esto realmente depende de la persona”, señala Collier. “Algunas personas pueden dormir en cualquier lugar, en cualquier momento, y otras no pueden hacer ejercicio cerca de la cama sin que eso afecte su sueño”.

Sin embargo, hay una excepción, indica Shawn Youngstedt, PhD, profesor en el Edson College of Nursing and Health Innovation de la Universidad Estatal de Arizona. “Para la mayoría de las personas, el ejercicio nocturno no parece afectar el sueño”, explica. “Pero hay alguna evidencia de que afecta el sueño en quizás el 20 por ciento de las personas con insomnio”. Entonces, si los entrenamientos nocturnos te hacen sentir lleno de energía, intenta hacer ejercicio antes de la cena.

Todo tipo de ejercicio puede ayudar

La mayoría de las investigaciones sobre los beneficios del ejercicio relacionados con el sueño se han centrado en el ejercicio aeróbico. Pero el entrenamiento de resistencia, el estiramiento y el yoga también se han relacionado con la mejora en el sueño. La cuestión es que cuando haces cada uno de estos tipos de ejercicio puedes tener un impacto sustancial en la calidad de su sueño.

Aquí te mostramos cómo cronometrar tu entrenamiento:

·Por la mañana, piensa en cardio

Hay una razón biológica por la que todas las cintas de correr del gimnasio se ocupan por la mañana. Realizar ejercicios cardiovasculares temprano en el día ayuda a limpiar el cuerpo de hormonas que aumentan la frecuencia cardíaca y potencialmente afectan el sueño, explica Collier.

· Por la tarde, piensa en el entrenamiento de resistencia

El entrenamiento con pesas puede hacer cosas buenas para tu sueño de múltiples maneras, ayudándote a quedarte dormido más rápido, dormir más profundamente y sentirte más alerta durante todo el día, según una revisión reciente de 13 estudios de Sleep Medicine Review.

· Por la noche, piensa en yoga o estiramientos suaves

Pocas cosas eliminan el estrés como un poco de tiempo en la colchoneta de yoga. No es de extrañar que más del 55 por ciento de los yoguis reporten un sueño superior. Antes de sacar el tapete y los bloques, puede ser útil saber que algunas formas de yoga son más propicias para dormir que otras. Por ejemplo, el yoga caliente o fluido que induce el sudor puede aumentar la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal, lo que no es exactamente bueno para dormir.

Por otro lado, el yoga relajante Hatha o Nidra se enfoca en la respiración y el estiramiento lentos y relajantes que lo ayudan a relajarse y prepararse para irse a la tierra de los sueños.

Con tu aplicación Fitbit puedes tener acceso a ejercicios como cardio, levantamiento de pesas y yoga con los que puedes comenzar a crearte una rutina y luego ver los resultados y cambios que tienes en tu calidad de sueño. Si aún no tienes Fitbit o quieres adquirir un nuevo modelo puedes encontrar el ideal para ti en la página o en la página oficial de Amazon.

Te puede interesar: