Vende jugos medicinales en su puesto 'Santa Hierberita'.
Vende jugos medicinales en su puesto 'Santa Hierberita'.

Sus amigos y fieles clientes la llaman la ‘Tía Veneno’ por sus poderosos brebajes de hasta las del corazón. Teófila Cusi Vilca (59) prepara bebidas curativas en su puesto ‘Santa Hierberita’ del mercado Tierra Prometida, en Santa Anita.

También es quiropráctica y trata a personas con problemas musculares. Se hizo conocida en el mercado por su receta Anti-Covid. Trome conversó con ella.

Doña Teófila, dicen que usted es la milagrosa de las hierbas…

Así dicen las malas lenguas, ja, ja, ja. Pero también me dicen ‘Tía Veneno’ porque toman mis jugos y extractos y se van sanitos. Soy el veneno que cura las enfermedades, ja, ja, ja.

¿Y sus manos también son milagrosas?

¡Por supuesto! Agradezco todos los días por el don que Dios me dio. Estudié quiropraxia y también hago masajes a domicilio. Algunos clientes vienen a tomar mis hierbas y me dicen ‘Seño, tengo lumbalgia y el dolor me mata’, entonces aquí mismito les hago unos masajes.

¿Cómo aprendió a preparar estas bebidas?

Lo que yo hago existe desde la época incaica. Toda mi familia conoce las recetas y las prepara allá en Huancavelica. Es como una herencia familiar.

MIRA | Joven comunicador es conocido como ‘Mr. Tóxico’ en TikTok

¿Ha calculado con cuántas plantas trabaja?

Aproximadamente, treinta plantas.

Si tuviera que elegir, ¿qué plantas serían las más importantes?

Todas alivian malestares, pero creo que el achote, la calaguala, el diente de león, la ortiga negra y el eucalipto son las más importantes. La calaguala es milagrosa para los pacientes con diabetes y gota, y la ortiga negra es muy buena porque purifica la sangre.

Se hizo conocida por su preparado Anti-Covid que te ponía como nuevo.
Se hizo conocida por su preparado Anti-Covid que te ponía como nuevo.

¿Por qué dejó Huancavelica?

Yo tuve a mis tres hijos allá. Vendía jugos en la puerta de mi casa, pero no era rentable. Casi nadie me compraba. Mis hijos crecieron y vinieron a Lima. Entonces un día al visitar a mi hija me di cuenta de que aquí había más oportunidades. Así que me mudé. Primero trabajé en La Parada y luego aquí en Tierra Prometida.

¿Sus hijos también continúan la tradición?

No, ellos ya hicieron su vida. Felizmente tienen sus propios negocios. Les enseñé desde pequeños a ganarse su dinerito y valorar cada céntimo que se meten en el bolsillo.

LEE | Docente muestra lo bonito de la robótica a niños de Villa María del Triunfo

¿Con la pandemia bajaron o subieron sus ventas?

Bajaron muchísimo, pero ahora ya estamos mejorando. Tenía mi preparado para la Covid.

¿Qué contenía?

Era a base de eucalipto y otras hierbas. Todos me lo pedían. Tomabas un vasito y ya estabas como nuevo.

¿Confía más en sus plantas que en los médicos?

La mayoría de veces sí, salvo que sea algo muy grave. Pero las bebidas de hierbas curativas que preparo van directo al organismo y son naturales. Lo natural siempre será mejor.

También es quiropráctica, y alivia contracturas musculares.
También es quiropráctica, y alivia contracturas musculares.

TE VA A INTERESAR: