El cigarro genera daños importantes a la salud tanto de hombres como de mujeres.  Foto: iStock.
El cigarro genera daños importantes a la salud tanto de hombres como de mujeres. Foto: iStock.

Se dice que el tabaco contiene 4 700 sustancias tóxicas que dañan el organismo. Pero lo que pocos mencionan es que en las mujeres su consumo produce consecuencias serias y específicas.

Adelanta el inicio de la menopausia, al alterar las hormonas femeninas (especialmente los estrógenos); las pone en riesgo de padecer diversos tipos de cáncer entre los que destacan los de lengua, boca, faringe, cuello uterino y mama; debilita sus huesos, ya que ciertos componentes del humo impiden la absorción del calcio; las predispone a la aparición de cataratas y disminuye la fertilidad. Y por si fuera poco, perjudica severamente su aspecto físico.

La doctora Katherine Gutarra, neumóloga de Oncosalud, detalla que algunos de sus efectos negativos visibles son la aparición prematura de arrugas faciales. “Los diferentes agentes químicos que contiene el cigarrillo disminuyen los niveles de vitamina A, ocasionando el envejecimiento precoz”.

MÁS INFORMACIÓN:

El tabaco también daña el esmalte de los dientes y hace que luzcan amarillentos. Asimismo, el fumar y el cuidar el cabello son dos actividades incompatibles, ya que esta actividad nociva ocasiona pérdida de brillo, vitalidad y caída capilar.

El hueso y los tejidos que sostienen los dientes se pueden descomponer, y es posible que las piezas se suelten y se tengan que sacar.  Foto: iStock.
El hueso y los tejidos que sostienen los dientes se pueden descomponer, y es posible que las piezas se suelten y se tengan que sacar. Foto: iStock.

MITOS

Según el doctor Julio Rivera Torres, cirujano torácico de Oncosalud, las huellas que produce el fumar no son percibidas casi nunca porque se cree que el hábito:

1. Relaja. En realidad, para acabar con la tensión, no es necesario recurrir al cigarrillo, sino a alternativas para manejar o disminuir el estrés.

2. No hace daño si se hace solo en eventos sociales. Sin embargo, consumir un solo cigarro periódicamente basta para desarrollar enfermedades respiratorias.

3. Te quita el frío. Esta es una percepción falsa, ya que el hábito no tiene relación con ningún aumento de la temperatura corporal.

4. Controla el mal humor. Es la nicotina la que ocasiona la dependencia a fumar y produce los estados de irritabilidad cuando no se tiene un cigarrillo a la mano.

ADICTIVO

El cigarrillo es de 6 a 8 veces más adictivo que el alcohol y puede generar una dependencia más fuerte que la droga heroína. En la combustión del cigarrillo se encuentra: alquitrán, azufre, formol, amoniaco, arsénico (utilizado en veneno para ratas) y acetona.

TE PUEDE INTERESAR: