Hay diversos tipos de tarjetas que pueden adaptarse a tus demandas y necesidades de compra. Por eso, infórmate bien antes de solicitar una.
Hay diversos tipos de tarjetas que pueden adaptarse a tus demandas y necesidades de compra. Por eso, infórmate bien antes de solicitar una.

La pandemia ha provocado que las cobren gran relevancia para realizar todo tipo de compras, ya sea de manera presencial o virtual. “Sin embargo, este medio de pago no solo sirve para adquirir productos, también es una opción para aquellas personas que quieren iniciar su historial crediticio y poder acceder más adelante a otros tipos de créditos, como el financiamiento de estudios, viajes, entre otros”, señaló Mauricio Schwartzmann, Head de RappiBank.

MIRA: 5 hábitos para promover el ahorro en los adolescentes

Si deseas construir un historial crediticio con la tarjeta de crédito, estos consejos te ayudarán:

♦Elige la que más se adecúe a tus necesidades. Hay diversos tipos de tarjetas que pueden adaptarse a tus demandas y necesidades de compra. Por eso, infórmate bien antes de solicitar una.

♦Úsala con responsabilidad. Si eres prudente con el , puede convertirse en tu mejor aliado para ir logrando objetivos importantes, como conseguir un crédito personal, hipotecario o vehicular.

LEE: Elige un plan de ahorro efectivo y cumple tus metas financieras

♦Evita tener varias. No caigas en la tentación de acumular varias tarjetas porque podrías terminar endeudándote. Aunque no lo creas, una es más que suficiente.

♦Mantente al día con los pagos. La mejor manera de construir una calificación de crédito positiva es pagar el estado de cuenta a tiempo y en su totalidad, cada mes. Organízate bien.

SABÍAS QUE...

Los consumos de tu tarjeta que no sean pagados a tiempo impactarán negativamente en tu ‘récord crediticio’.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

Finanzas personales: Dile NO a estos gastos y evitarás perder tu dinero

Tampoco se trata de prohibirte todo, más bien debes aprender a organizar tus finanzas y a ahorrar. De esta manera, no podrás darte ciertos gustitos sin la preocupación de afectar tu economía.

Si no necesitas dinero para algo concreto, no aceptes los préstamos de las entidades bancarias, así te insistan en hacerlo.
Si no necesitas dinero para algo concreto, no aceptes los préstamos de las entidades bancarias, así te insistan en hacerlo.

Pese a que hacemos un , muchas veces nos hemos preguntado en qué se va nuestro dinero y por qué no podemos ahorrar lo que queremos. Los expertos en  señalan que esto se debe a que, sin darnos cuenta, no le estamos diciendo ‘NO’ a muchos gastos que al final hacen que nuestra platita se evapore.

A continuación, te decimos cuáles son los cuatro ‘NO’ que evitarán que tu dinero se pierda:

1. ‘NO’ a las superofertas

Analiza detenidamente si necesitas esos productos que están con precios rebajados. A veces nos emocionamos tanto que pagamos con la  o usamos el dinero que estaba destinado a otra cosa. Esto solo nos podría causar deudas.

2. ‘NO’ a las salidas cuando estás con el dinero justo

Puedes optar por paseos a parques u otros lugares más económicos. Esto no significa cortar tu vida social, pero hay que ser prudentes a la hora de elegir. No te agarres de la frase: ‘Solo se vive una vez’.

3. ‘NO’ a los negocios dudosos

¿Apareció una posibilidad de inversión con cuantiosas ganancias en poco tiempo? No aceptes tan rápido. Antes analiza la propuesta y, si es posible, pide asesoramiento. Dependiendo de ello, puedes arriesgarte.

4. ‘NO’ a los préstamos que te ofrecen los bancos

Si no necesitas ese dinero para algo concreto, no lo aceptes, así te insistan en hacerlo y te digan los miles de beneficios que tendrías.

SABÍAS QUE...

‘NO’ debes tener tus ahorros en casa, ya que pueden tentarte a gastarlos o estar en peligro debido a la delincuencia.

MÁS INFORMACIÓN: