Conversa con tu pequeño y pregúntale a qué se debe su negativa de asistir a clases. Foto: iStock.
Conversa con tu pequeño y pregúntale a qué se debe su negativa de asistir a clases. Foto: iStock.

¿Tu hijo no quiere ir a la escuela y pone muchas excusas para quedarse en casa? Esta conducta no es normal, algo lo está afectando y . Antes de recurrir a los gritos, el psicólogo y psicoterapeuta Walter Hinojosa recomienda mantener la calma y analizar las razones por las cuales el menor se niega a asistir a sus clases.

LEE ESTO: ¿Sabes cómo elegir el mejor pañal para tu bebé? Aquí te lo decimos

“Si el niño iba feliz al colegio y, de un día para otro, ya no quiso ir más, presta mucha atención a esto, ya que puede ser una señal de acoso escolar. Habla con él e intenta averiguar qué ha pasado. Para ello, hazle sentir en la conversación que estás de su parte y eres su apoyo, no lo juzgues o le llames la atención”, indica el especialista.

TE PUEDE INTERESAR: Crianza de niños: ¿Cómo le digo a mis hijos que tengo cáncer?

Otras causas por las que tus pequeños se rehúsan a ir al colegio son:

♦SOBREPROTECCIÓN. Los niños consentidos suelen tener problemas para adaptarse lejos de casa porque los demás no hacen su voluntad ni los complacen. Esto provoca que prefiera quedarse en el hogar.

♦BUSCAN ATENCIÓN. Esto se da, sobre todo, cuando está por llegar un nuevo hermanito(a) a la familia. El menor siente miedo de ser desplazado y que los padres ya no lo ‘quieran’. Por eso, su mejor opción es quedarse al lado de sus progenitores lo más que pueda.

SABÍAS QUE...

Indaga con los demás padres si hay otros niños que se niegan a entrar al plantel. De ser así, tal vez se deba a algún conflicto con un profesor.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Crianza de niños: Orienta a tu hijo y evita el bullying

Refuerza su autoestima cada día y demuéstrale que siempre estarás para apoyarlo. Ponte alerta si notas alteraciones en su conducta: cambios de humor, agresividad, problemas alimenticios y de sueño.

Busca un espacio durante el día para conversar con tu hijo de todo lo que vivió durante su jornada escolar y con sus amigos de casa. Foto: iStock.
Busca un espacio durante el día para conversar con tu hijo de todo lo que vivió durante su jornada escolar y con sus amigos de casa. Foto: iStock.

Hace unas semanas un niño fue quemado por sus compañeros en Piura, esto nos muestra que los casos de bullying están latentes. Lo malo es que la víctima tiende a callar por temor o vergüenza. Sin embargo, existen algunos síntomas que la familia puede identificar, como: cambios de humor, agresividad, problemas alimenticios y de sueño.

Para evitar el bullying los psicólogos del colegio Pitágoras brindan estos consejos:

♦ENSÉÑALE A PROTEGER SU PRIVACIDAD. Busca un espacio durante el día para conversar con tu hijo de todo lo que vivió durante su jornada escolar y con sus amigos de casa. Esto te permitirá analizar si está expuesto al bullying.

♦REFUERZA SU AUTOESTIMA. Si es consciente de sus habilidades y potencialidades, entonces su autoestima se fortalece y podrá identificar cualquier situación de riesgo y hacerle frente, sin que esto afecte su desarrollo y relacionamiento con su entorno.

♦NO TE ALTERES. Si tu hijo te comenta una situación en la que algún compañero ha empezado a molestarlo, mantén la calma y felicítalo por la confianza en comentarte lo que le sucede; no minimices esa situación ni te exaltes.

♦PROMUEVE LA SOLIDARIDAD. Enséñale a aceptar a los demás a través del respeto y el conocimiento, celebrar las diferencias y ser inclusivo. A ser empático y regalar palabras positivas y de apoyo.

SABÍAS QUE...

Evita aconsejar a tu hijo que devuelva la agresión, ya sea física o verbal. Conversa con él sobre el tema y también con sus maestros.

MÁS INFORMACIÓN: