Evita decirle a tu hijo: "ya no te quiero porque te portas mal".
Evita decirle a tu hijo: "ya no te quiero porque te portas mal".

En algún momento con sus comentarios o acciones, pero antes de llamarle la atención piensa muy bien qué le vas a decir. No se trata de soltar palabras que puedan marcarlo de por vida. Por eso, la psicóloga Eva Caballero nos dice qué frases debes evitar mencionar a toda costa:

LEE: Crianza de niños: Mi hijo se duerme en sus clases virtuales, ¿qué hago?

‘ERES UN INÚTIL, SIEMPRE TE EQUIVOCAS’.

Esta frase destruye la autoestima del niño. Recuerda que aún es pequeño y hará las cosas según sus posibilidades. Si falló, aliéntalo a que la próxima vez lo haga mejor.

‘YA NO TE QUIERO PORQUE TE PORTAS MAL’.

Cuidado, estas palabras harán que tu hijo se esfuerce en mostrarse como un ser perfecto para ganarse tu cariño, generando en él un sentimiento de insatisfacción permanente. Corrígelo pero sin chantajes emocionales.

‘ERES IGUAL A TU PADRE’.

Al decir esta frase dejas ver la mala relación que existe con tu pareja. Evita decirla, pues solo contaminas al menor y lo confundes, porque pensará que ser parecido a su papá es negativo.

‘DEJA DE HACER PREGUNTAS TONTAS’.

Es normal que los niños sean curiosos y pregunten a cada momento. Ellos solo quieren aprender. Cuando estés muy ocupada, dile: ‘Hijito, después te contesto’. Pero no le grites o trates mal.

‘¿POR QUÉ NO PUEDES SER COMO...?’.

Olvídate de las comparaciones, ya sea con sus hermanos, amigos o primos. Cuando lo haces, desarrollas en tu hijo un sentimiento de rivalidad e inferioridad.

MIRA: Crianza de hijos: Cómo hablar de política y corrupción con los adolescentes

‘FUISTE UN ERROR’ O ‘¡ARRUINASTE MI VIDA!’.

Haber nacido no fue su decisión, fue tuya. No le eches la culpa de tus problemas. Más bien quiérelo mucho, es un hermoso regalo que te dio la vida.

TAMBIÉN LEE: La importancia de cultivar valores en tus hijos

Los valores morales son códigos necesarios para tener una buena convivencia colectiva. Por eso, incúlcalos.
Los valores morales son códigos necesarios para tener una buena convivencia colectiva. Por eso, incúlcalos.

En el marco de laen nuestro país, se hizo público que algunos encargados no cumplían con inyectar la dosis correspondiente a los adultos mayores. ¿Qué pasó por la mente de este personal asistencial? ¿Dónde quedaron sus valores?

“Los valores morales son códigos necesarios para tener una buena convivencia colectiva. Sin embargo, el miedo e incertidumbre de ha provocado que algunas personas los dejen de lado a fin de conseguir algún tipo de beneficio. Por ejemplo, estas personas que no inyectaron las vacunas se olvidaron de la empatía, el respeto, la solidaridad y el compromiso”, indicó el psicólogo y psicoterapeuta Walter Hinojosa.

En donde se cultivan los valores y los principios, difícilmente los hijos incurrirán en faltas que afecten a la sociedad. “Los valores permiten a cualquier persona conocerse mejor así misma, vivir con integridad, tomar decisiones adecuadas y mejorar sus relaciones con los demás”, añadió el especialista.

Qué hacer

La clave para educar con valores es sembrar en nuestros hijos, desde muy chicos, competencias que les permitan desarrollarse en armonía personal y socialmente.

Explícale qué significa cada valor. No puedes decirle: ‘eres muy empático’, si él no tiene claro el concepto de empatía (ponerse en el lugar del otro). Es tu labor guiarlo.

La mejor herencia que puedes dejarle a es la educación en valores, pues estos definirán la ética del obrar correcto.


tags relacionadas