El ahorro de cada persona va a depender de muchos factores, entre ellos, la edad y el sueldo. Foto: iStock.
El ahorro de cada persona va a depender de muchos factores, entre ellos, la edad y el sueldo. Foto: iStock.

una parte de los ingresos mensuales es imprescindible para disfrutar de un futuro cómodo y estable a nivel económico. Sin embargo, definir cuál es la cantidad adecuada que debemos guardar no es tarea fácil.

MÁS INFORMACIÓN: Cuídate del estrés financiero para evitar que dañe tu salud y tus relaciones personales

“Se recomienda como mínimo reservar el 10% de tu salario, pero el porcentaje puede ser mayor si se evitan los gastos hormiga, es decir pequeños montos diarios fuera del presupuesto”, sostiene el economista José Luis Torres, Gerente Regional de la zona Selva de Caja Piura.

El experto aconseja también usar esta guía de ahorro según rangos de edades:

● Menores de 25 años. Se recomienda ahorrar mínimo el 10% de sus ingresos, sin embargo los mejores ahorradores de este segmento guardan hasta el 30% de lo que ganan.

● Personas de 25 a 35 años. Deberían reservar el 17% de su salario, pero los más disciplinados pueden guardar hasta la mitad de sus ingresos.

Es cuestión de organizarse para cumplir con las metas de ahorro. Foto: iStock.
Es cuestión de organizarse para cumplir con las metas de ahorro. Foto: iStock.

● Personas de 35 a 40 años. El porcentaje mínimo de ahorro recomendado se reduce al 15%. “Aunque los ingresos suelen subir a medida que pasa el tiempo, los gastos fijos como las cuotas de una hipoteca o la mensualidad del colegio de los hijos, suelen aparecer como egresos a partir de esta edad”, explica Torres.

● De 41 a 55 años. Es el grupo más austero con sus gastos, se estima que reserva el 55% de sus ingresos.

Según Caja Piura, los baby boomers, personas entre 45 y 59 años, son el grupo generacional que más ahorra, representando el 39% de los clientes que abren una cuenta en la microfinanciera. “El plazo que suelen elegir es de 360 días como parte de la campaña “Pon a chambear tus ahorros”, sostiene Torres.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Sigues gastando dinero sin darte cuenta y no logras ahorrar? Esto debes hacer

Si no hay un hábito de ahorro y considera que su lista de gastos es muy grande, Torres también le sugiere algunas técnicas para ordenar sus finanzas. “Una excelente práctica es pagarse a uno mismo primero” de Robert Kiyosaki (autor de Padre Rico Padre Pobre). Justo después de cobrar su sueldo, uno debe destinar parte de sus ingresos a su cuenta de ahorros”, menciona Torres.

‘RETO DE LAS 52 SEMANAS’

Otra técnica muy efectiva y popular en los Estados Unidos para quienes nunca han ahorrado antes o les cuesta mucho lograrlo, es el “Reto de las 52 semanas”. Consiste en el aumento paulatino y creciente del ahorro. Empezamos guardando S/1 durante la primera semana del reto, en la segunda semana reservamos S/2 y así sucesivamente. La idea es que ahorres el mismo monto del número de la semana que corresponde.

“Por ejemplo, en la semana 25, ahorrarás 25 soles y en la semana 52, guardarás 52 soles. Al término de la semana 52 tendrás ahorrado la suma de S/1,378. Si aplicas la misma técnica y empiezas con S/10 soles, culminarás el reto con S/ 13,780″, explica el experto de Caja Piura.

Existen varias fórmulas, incluso puedes ahorrar ¡un sol diario! Foto: iStock.
Existen varias fórmulas, incluso puedes ahorrar ¡un sol diario! Foto: iStock.

El hecho de que el ahorro vaya creciendo desde un monto mínimo hasta llegar al máximo de 52 soles, te hará percibirlo como algo fácil de lograr. Podrás mantener el ritmo y no dejarlo a medio camino. Sabemos que dar el primer paso para comenzar un nuevo hábito siempre es lo más difícil, pero con esta técnica no hay excusas.

GASTOS INNECESARIOS

Evitar las compras innecesarias requiere de disciplina, por ello Torres sugiere sumar los gastos hormiga que se hacen a diario para darse cuenta de su impacto en el presupuesto mensual. “Si cuentas con este dato y un presupuesto personal o familiar claro, vas a controlar mejor tu dinero”, acota el vocero.

Uno de los errores más comunes, comenta también Torres, es ahorrar sin saber en qué se destinará el dinero puesto que sin una meta propuesta se pierde la motivación. “Planifica ahorros a corto, mediano y largo plazo. Una vez que alcances un propósito, querrás ir por más”, enfatiza.

TE PUEDE INTERESAR: