Los huevos duros se echan a perder más rápido que los frescos. (Foto: Bruno Germany / Pixabay )
Los huevos duros se echan a perder más rápido que los frescos. (Foto: Bruno Germany / Pixabay )

Una manera rápida y nutritiva de comer es prepararlos muy temprano y aprovechar para tener un desayuno saludable y que produzca saciedad, sin embargo, hay ocasiones en las que se prepara mucha cantidad o por falta de tiempo no se pueden comer y más de uno duda en guardarlos o no. Es aquí donde te enseñaremos los que debes aplicar para no echar a perder el alimento y poder tener lista la proteína para unas horas después.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo hervir un huevo sin que se rompa en la olla

Cuando se hace huevo duro, este siempre se debe de conservar en la nevera, durante no más de una semana, según desde ’20 minutos’. Antes de meterlo dentro del electrodoméstico, hay que comprobar que la cáscara no se haya roto.

Para que no se malogren, es vital que vayan a la refrigeradora 2 horas después de que se hayan cocinado, cosa que ya están bien fríos y el cambio de temperatura no altere el producto.

Trucos con los huevos duros

  • Luego de cocinarlos, colócalos en agua fría y cuando ya no estén calientes hay que secarlos con papel absorbente y refrigerarlos de inmediato. Con este paso se alejan las bacterias.
  • Mantén los huevos duros refrigerados hasta el momento exacto en que los vayas a comer. Si permanecen fuera por más de 2 horas, será mejor que no los consumas y los botes.
  • Siempre se deben mantener los huevos cocidos con su cáscara dentro de la nevera.
  • Nunca los pongas en la puerta de la refrigeradora pues el abrir y cerrar puede ocasionar cambios de temperatura y que se malogren rápido.
  • Ponlos lejos de alimentos con olores fuertes como el ajo o queso.
  • Si te quedó un huevo duro y ya estaba pelado, se puede poner dentro de un tazón con agua fría dentro de la refrigeradora, eso sí, deberás cambiar el líquido a diario.
  • Otra opción es guardarlos sin cáscara en un recipiente hermético y forrados con papel absorbente húmedo, para que no se resequen. Cambia los papeles todos los días.
  • No olvides comerlos en un máximo de 5 a 7 días, luego ya podría ser peligroso para la salud.
  • No se recomienda congelar el huevo duro entero, pues la clara podría volverse gomosa, lo que sí se puede hacer es conservar la yema cocida para usarse en ensaladas u otros platos.