Fecha para recordar que los lazos afectivos en el núcleo familiar deben continuar reforzándose.
Fecha para recordar que los lazos afectivos en el núcleo familiar deben continuar reforzándose.

Cada 15 de mayo se celebra el , una fecha para recordar que los lazos afectivos en el núcleo familiar deben continuar reforzándose. Frente a la pandemia se presentaron desafíos como el desempleo, la falta de privacidad y socialización.

“Todo ello generó un desequilibrio a nivel emocional, poniendo en tela de juicio la capacidad de los y, por ende, una profunda preocupación, desánimo, dificultades para conciliar el sueño y como consecuencia la baja de defensas”, indica Milagros Arroyo Dávila, Psicóloga del Programa de Centro de Esperanza Familiar de la ONG Buckner Perú.

Con el propósito de ayudar a las familias a fortalecer sus vínculos afectivos basados en el amor, aquí te presentamos algunas recomendaciones:

1. Reconoce que el amor es una decisión: El amor en los padres debe ser el cimiento de toda relación familiar y de aprendizaje de vida en pareja, no solo como un sentimiento compartido, ya que los mismos son muy cambiantes.

MÁS: ¿Qué actividades podemos realizar para afianzar los lazos familiares?

2. Genera comunicación y respeto. Dentro del plan de vida, la comunicación debe ser vital en toda relación familiar para definir los roles de manera equilibrada como las responsabilidades, el mutuo apoyo, el tiempo compartido, la aceptación de las individualidades y necesidades propias de madres, padres e hijos.

3. Revalora los espacios compartidos: En el caso de los padres, permitir estar más en contacto con los quehaceres del hogar, las compras, las tareas escolares de sus hijos, el acceso a sus parejas y a la dinámica del hogar más de cerca. En cuanto a los hijos, conocer más de cerca a sus padres, observar la dinámica de pareja y tomar en cuenta aquello que consideran que nutrirán los vínculos.

4. Sé resiliente: La familia debe tener la capacidad de superar las adversidades uniendo fuerzas, no sólo como grupo unido por lazos sanguíneos, sino como parte de una comunidad. La crisis actual es el momento propicio para sacar a flote y poner en práctica los valores que destacan en su hogar, como la solidaridad, el trabajo en equipo, la empatía, el respeto y el tiempo compartido.