La lectura a los niños les permite desarrollar su imaginación, ampliar su vocabulario y expresar mejor sus ideas.
La lectura a los niños les permite desarrollar su imaginación, ampliar su vocabulario y expresar mejor sus ideas.

El domingo 15 de agosto se celebra el ‘Día del Niño’ en nuestro país, fecha importante para que los padres reflexionen sobre la influencia de , pues leer les permite desarrollar su imaginación, ampliar su vocabulario y expresar mejor sus ideas.

Es por ello, que Romina Silman, gestora del proyecto literario ‘Leer es bonito’ comparte cinco maneras de incrementar el aprendizaje de los más pequeños a través de la .

1. Ofrece las mejores herramientas para que ellos descubran el placer de la lectura.

“Pon ante ellos las obras literarias que más merezcan su tiempo y atención, estimulando un entorno que respalde esta actividad y generando espacios de discusión y conversación acerca de lo leído”

2. Déjalos ser libres

“No se debe imponer a los niños que lean, esto solo hará que se alejen de los libros porque sentirán que es un deber y no una elección. Lo ideal es que tengan la libertad de decidir si leen, qué leen, cuándo y de qué forma”

3. No los juzgues

“Genera una conversación con preguntas abiertas y que tengan más de una respuesta posible, que vayan más allá de las típicas del ¿cómo? ¿cuándo? ¿donde? porque podrían sentir rechazo. Por el contrario, las interrogantes podrían ser ¿te gustó el libro? ¿qué hubieras hecho en el lugar del personaje? ¿qué le preguntarías al autor si lo conocieras?, etc”

4. No prohibas o evites que haga una actividad paralela

“Si están conversando sobre un libro o leyendo juntos y el niño se pone a jugar con plastilina, a colorear, a saltar o hacer otra actividad, permítele continuar. No sabemos a ciencia cierta qué pasa por la mente del niño y qué pensamientos se están desprendiendo a partir de la lectura del libro. Sin querer, es posible que nosotros interrumpamos un proceso creativo y de imaginación valioso”.

5. Relaciona la historia con la realidad

“Es fundamental que el niño pueda asociar la historia leída con sus propias experiencias de vida. De esta forma el niño podrá reflexionar sobre sí mismo y sobre el mundo que lo rodea, descubrirá que la literatura se trata de eso, de encontrarse y reflejarse en las páginas de los libros. El efecto será el de mayor placer en la lectura y por supuesto que el niño tenga la ganas de repetir la experiencia lectora, lo cual lo conducirá a buscar un nuevo libro para leer”

Dato

La especialista continuamente realiza talleres todos los meses de manera virtual a niños entre los 8 y 13 años. El 16 de agosto, dará inicio a una nueva clase y el libro que se abordará en esta nueva edición es Narnia: El león, la bruja y el armario de C. S. Lewis.