Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo.
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo.

En el marco del Día Mundial del , que se conmemora el 29 de setiembre, fecha ideal para reflexionar sobre la enfermedad cardiovascular que puede estar originada por diversos factores desde el tabaquismo, la, la y la .

Para su prevenir las mencionadas patologías, es importante destacar que el ejercicio regular ayuda a reducir cualquier riesgo de que el corazón se enferme, además nos permite mejorar la calidad de vida.

Israel Tejeda, líder técnico de Smart Fit Perú, comparte algunas actividades y consejos que debemos tener en cuenta para mantener una buena salud cardiovascular:

1. Practicar ejercicios aeróbicos

Este involucra el movimiento de grandes músculos del cuerpo a intensidad baja a moderada por un tiempo de entre 30 a 60 minutos. Por ejemplo, se pueden realizar caminatas, andar en bicicleta, trotar, hacer trekking, baile, entre otros.

2. Realizar rutina Hiit

Este es un entrenamiento de intervalos donde se alternan tiempos cortos de trabajo en alta intensidad con pausas de recuperación, lo que aumenta el vo2 máx.-cantidad máxima de oxígeno que tu cuerpo puede utilizar durante un ejercicio intenso-, fortalece el músculo cardiaco y en general hace más eficiente el sistema cardiovascular.

MIRA ESTO: Distrofia muscular en niños: Alerta con las señales para su prevención


3. Realizar entrenamiento de fuerza

Este tipo de actividad es donde la contracción muscular debe vencer una resistencia, se puede trabajar con el peso corporal, una pesa o máquina. El entrenamiento de fuerza nos ayuda a mejorar la composición corporal, disminuir la y combatir la sarcopenia, enfermedad progresiva y generalizada del músculo esquelético, caracterizada por una disminución de la fuerza muscular, entre otros.

4. Mantener una dieta saludable

Para disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, se deben elegir alimentos como frutas y verduras, cereales integrales, productos sin grasa o con bajo contenido, carnes de aves o magras, huevos y frutos secos.

En la dieta se debe reducir el consumo de alimentos con grasas saturadas y trans, como pizza, helados o hamburguesas, o altos en sodio y con azúcares agregados. Cabe destacar que, si existe una enfermedad, la dieta la debe dictar un especialista.

5. Consultar a especialistas

Si bien estar físicamente activo es una de las mejores cosas que puede hacer por su corazón, si usted sufre de alguna condición preexistente o tiene antecedentes de patología cardiaca en la familia es necesario que consulte con un médico especialista. Además, al iniciar un programa de entrenamiento debe hacerlo de manera progresiva y con la supervisión de un entrenador capacitado.

6. Eliminar el tabaco

Luego de cinco años de dejar de fumar, el riesgo de enfermedad coronaria se reduce un 39%; mientras que, a 15 años, el peligro de padecer de una ECV es similar al de una persona no fumadora.

MIRA ESTO: Cómo promover la solidaridad en todos sus integrantes


Importante

Además de los cuidados preventivos, la especialista resalta la importancia de reconocer los signos de alerta. Es importante identificar señales como la pérdida del conocimiento, sudoración fría, debilidad o fatiga, adormecimiento u hormigueo en los brazos.

Asimismo, dificultad para respirar, dolor en el pecho, mandíbula, hombro, espalda, estómago, mareos y náuseas. De esta manera, será posible acudir al médico y recibir diagnóstico y tratamiento oportuno y así evitar complicaciones


MIRA ESTE VIDEO


TE PUEDE INTERESAR