El estrés limita la calidad de vida, es capaz de provocar depresión, contracturas, ataques de pánico, ansiedad, migraña, insomnio, entre otras dificultades.
El estrés limita la calidad de vida, es capaz de provocar depresión, contracturas, ataques de pánico, ansiedad, migraña, insomnio, entre otras dificultades.

La necesidad de cumplir con todo a tiempo, mostrar resultados eficientes y ser proactivo constantemente se ve interferida por otros roles que debemos responder en casa. Esto, muchas veces, llega al punto de no contar con el tiempo necesario para un espacio personal. Situación que desemboca en un capaz de provocar , contracturas, ataques de pánico, ansiedad, migraña, insomnio, entre otras dificultades. Todo ello limita la calidad de vida.

Existen hábitos positivos que podemos poner en práctica para tener una vida más saludable, sin estrés ni sufrir las consecuencias que acarrea esta enfermedad. Los especialistas de Pharmaris comparten los hábitos saludables que podemos poner en practica.

MIRA: ¿Cómo superar una crisis nerviosa después de un sismo?

Habla con tu familia y amigos. Es bien conocido que una dosis diaria de amistad es una gran medicina. Se recomienda llamar o escribir un mensaje de texto a tus amigos o familia para compartir con ellos tus alegrías, sueños, esperanzas y hasta tus o temores.

Comprométete con una actividad física diaria. La actividad física regular relaja la tensión física y mental del cuerpo. Intenta asistir al parque para caminar o correr, tal vez unas clases de música con tu pareja o tu amigo, practicar yoga y deportes al aire libre.

Acéptalo, hay cosas que no puedes cambiar. Olvídate de los viejos dichos como: “ya estoy viej@”. Siempre tienes la oportunidad de aprender nuevas cosas. Establece metas a corto plazo y trabaja para hacerlas realidad.

MIRA: ¿Se retrasó tu periodo y no estás embarazada? El estrés puede ser el causante


Recuerda siempre reír. La risa nos hace sentir felices.
Que no te de miedo soltar una carcajada de vez en cuando después de escuchar un chiste, ver una película cómica o incluso cuando estás solo leyendo cosas graciosas.

Acaba con los malos hábitos. Mucho alcohol, los cigarros o la cafeína pueden incrementar el estrés. Si fumas, sería bueno comenzar a dejar este mal hábito.

Disfruta de pasatiempos. Guarda y mantén la calma, recuerda que la vida no es una carrera, planea tus actividades y date el tiempo para realizar las cosas más importantes.

Duerme lo suficiente. De seis a ocho horas son las recomendadas para dormir cada noche. Si no puedes dormir, puede ser ocasionado por estrés, ansiedad o depresión. Recuerda que la actividad física puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

MIRA: La importancia de ser siempre optimistas

Organízate. Haz una lista de tus actividades y enfócate en tus tareas más importantes durante el día. Toma las tareas grandes de una en una. ¿Qué te parece iniciar organizando tu escritorio de trabajo el día de hoy? Puedes continuar con tu clóset en tu hogar y tal vez tu cocina y así ir agendando tareas para cada día de la semana.

Practica la generosidad. Ser voluntario o regresar el favor a un amigo puede ayudar. ¡Ayuda a los demás!


Trata de no preocuparte.
El mundo no se va a acabar si no limpiaste tu cocina o no doblaste tu ropa. Despreocúpate, siempre hay tiempo para realizar estas actividades, tal vez solamente hoy no era el tiempo adecuado.


TE PUEDE INTERESAR: