Las papas fritas quedarán muy crocantes si también realizas una doble cocción. (Foto: Suzy Hazelwood / Pexels)
Las papas fritas quedarán muy crocantes si también realizas una doble cocción. (Foto: Suzy Hazelwood / Pexels)

Son el acompañamiento perfecto para unas alitas, milanesas o pollo frito. Las papas fritas son deliciosas, pero muy pocos pueden lograr un resultado perfecto sin tan aceite y que queden crujientes. El secreto es usar vinagre, uno de los más empleados por expertos en la . ¿Seguirás este consejo?

MÁS INFORMACIÓN | Cómo quitar el hipo usando remedios caseros

La idea es conseguir un equilibrio entre el contenido de almidón, pectina y azúcares presentes en este tubérculo. El truco está en remojarlas con un ácido como el vinagre y someter el alimento a una doble cocción para que se frían adecuadamente.

Cómo hacerlo

  • Pelar y cortar las papas o patatas en tiras gruesas.
  • Remojarlas en un bowl durante 9 minutos en 1 litro de agua, una cucharada de sal y una de vinagre. Esto ayudará a que pierdan el almidón.
  • Sacar las papas del agua y secarlas bien con un papel de cocina.
  • En una sartén con aceite hacer una primera cocción de 2 minutos. Retirar el aceite con papel absorbente y dejarlas enfriar muy bien por media hora como mínimo.
  • Luego es el momento de la segunda cocción por alrededor de 8 minutos. Escurrir cuando estén listas y agregarles sal.
  • Esto también se puede hacer en la freidora de aire o air fryer. La primera cocción será a temperatura de 140°C y la segunda a 180°C.