La paz, felicidad y sensibilidad que logres tras practicar yoga, te ayudará también a tener un estilo de vida saludable. Foto: iStock.
La paz, felicidad y sensibilidad que logres tras practicar yoga, te ayudará también a tener un estilo de vida saludable. Foto: iStock.

, por lo tanto; permite que encontremos nuestro equilibrio interior. Según el estudio realizado por Ronald C. Kessler, sociólogo y profesor en el Harvard Medical School de Massachusetts, se indica que la práctica habitual del yoga disminuye el estado de ansiedad y el estrés de manera similar al de una terapia médica convencional.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo enseñar a tus hijos a ahorrar usando las matemáticas?

Pero, ¿sabías que practicar yoga también tiene muchos beneficios si eres estudiante? Estephania Lazo de la Vega, profesora de yoga restaurativo y Hatha y especialista de Corefo, explica que esta disciplina o método de meditación te ayudará a respirar mejor y a relajarte. Además de poder manejar situaciones de estrés. La especialista menciona a continuación, los múltiples beneficios que nos proporciona la práctica de esta disciplina:

1. Fortalece el cuerpo

Favorece tu salud ya que fortifica tus huesos y músculos, mejora tu flexibilidad, alivia dolores y enseña a respirar no solo correctamente sino conscientemente. El yoga disminuye la tensión física que se acumula en tu cuerpo durante tus largas jornadas académicas.

MIRA ESTO: Crianza de niños: 5 tips para que tus hijos coman de todo

2. Disminuye la ansiedad

Mejora tu actitud y autoestima, reduce el estrés y favorece la concentración. La respiración profunda hará que la mente se sienta más despejada, enfocada y feliz. Ayuda a reducir los niveles de estrés cuando se presenta una situación tensa, por ejemplo, una presentación oral, un examen o la entrega de un proyecto.

3. Paz interior

Es una práctica espiritual que ofrece paz, conciencia y unión. El yoga contribuye a establecer una mejor relación contigo mismo. Aumenta tu autoestima y eso refuerza tus relaciones con los demás. Te sientes mejor y eso se nota en cómo te muestras ante tus compañeros; y lo más importante, en la manera en la que te percibes a ti mismo.

TODOS PUEDEN HACER YOGA

La especialista de Corefo señala que no hay límite de edad para practicar yoga. “Lo que hace este ejercicio es acomodarse a lo que tú necesitas y al encontrar eso en ti mismo se logra despertar esa paz interior. Si una persona tiene limitaciones físicas, se puede trabajar con un yoga restaurativo que nos da diferentes implementos para cargar nuestro cuerpo y enfocarnos en el estiramiento. En el caso de que la limitación sea mental, se puede realizar un yoga meditativo, enfocado más en la respiración y progresivamente ir incorporando los ejercicios”, agregó.

A través de esta disciplina enfrentarás la vida de forma optimista y podrás relacionarte mejor con tu entorno. La paz, felicidad y sensibilidad que logres tras practicar yoga, te ayudará también a tener un estilo de vida saludable. Por consiguiente, te sentirás mejor y transmitirás esa sensación a los demás, generando un círculo virtuoso. ¿Te animas a practicar yoga? ¡Tu cuerpo y tu mente te lo van a agradecer!

MÁS INFORMACIÓN: