Crianza

Enséñale a reconocer sus errores y disculparse sinceramente

El niño necesita aprender a verbalizar sus emociones, reflexionar sobre sus actos y ser empático para que pueda disculparse de corazón 

crianza niños

crianza niños

Ayuda a tu niño a comprender cuando una persona está triste, molesta, avergonzada, herida, etc.

Muchos niños aprenden a excusar o ignorar sus faltas, en lugar de reflexionar por el mal acto que cometieron. Enseñarles a ser conscientes de sus errores y a enmendarlos es muy importante para su desarrollo como ser humano. Para lograrlo es necesario, según la psicóloga Sandra Grandez de Arcade, desarrollando talentos  que desde los tres años el niño conozca lo qué es la empatía y entienda que todos sus actos tienen consecuencias que debe asumir.

Empatía
Como los padres son el modelo de los hijos , son ellos quienes deben verbalizar el vocabulario de las emociones. Es decir, ayudarlo a comprender cuando una persona está triste, molesta, avergonzada, herida, etc. La psicóloga Grandez recomienda que los padres expresen entre ellos cuándo están tristes o enfadados, y por qué. Por ejemplo, 'estoy triste porque no podré ver mi programa de televisión', 'Me siento avergonzada porque olvidé despedirme'; son frases que ayudan al niño a familiarizarse con las emociones personales. Una vez que identifique las emociones en terceras personas, podrá reconocerlas es sí mismo y expresarlas.

crianza niños

crianza niños

Los pequeños necesitan entender que todos los actos tienen consecuencias y pueden afectar a otras personas. 

Causa y efecto
Además, aplicar estas expresiones en casa también va formando la idea de la causa y efecto de las acciones y circunstancias en el día a día. Cuando se presente situaciones como que el menor no quiere prestar sus juguetes o golpea a otro niño, decirle que su acción causó que el otro pequeño esté triste, su hijo sabrá qué se siente, lo identificará y estará más accesible a disculparse de corazón. A conciencia por lo que hizo.

crianza niños

crianza niños

Los padres son un modelo, ellos deben empezar a verbalizar sus emociones personales para que el menor aprenda a identificarlas.  

Para reforzar este sentido de empatía o reconocimiento de sus actos, los papás pueden utilizar títeres o juguetes que hablen sobre el vocabulario de las emociones. “Cuando vean una película, y ven, por ejemplo, a un perrito llorar, mamá o papá puede poner pause y pregúntale al niño ¿qué siente ese perrito?, ¿por qué llora? El niño responderá porque asociará con lo que ve y escucha de sus papás y, seguro, porque en su momento lo sintió”, explica Grandez.
Que un niño aprenda a ser empático y reconozca las consecuencias de sus acciones, hará de él una persona responsable, que sabrá pedir las disculpas sinceras y buscará enmendar sus errores.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.