Su desplazamiento depende del hábitat en que viven.
Su desplazamiento depende del hábitat en que viven.

Los animales utilizan partes de sus cuerpos para trasladarse de un lugar a otro. Su desplazamiento depende del hábitat en que viven:

♦Ambiente terrestre

♦Ambiente acuático

♦Ambiente aéreo

Se desplazan para buscar comida, para huir de los peligros o jugar entre ellos.

Estos desplazamientos no son iguales. Hay aves e insectos que vuelan, como los gorriones, águilas, palomas, mariposas, zancudos. Poseen alas adaptadas para el vuelo.

MIRA: ¿Cuándo debemos utilizar ‘Tú’ y ‘Tu’?

Otros se desplazan caminando, saltando, corriendo, como los lobos, caballos, conejos, etc. Para esto utilizan sus patas que son estructuras que les permiten moverse por la tierra o por el agua. Por ejemplo, los patos tienen en sus patas unas membranas llamadas interdigitales, que les permiten desplazarse por el agua.

Otros reptan arrastrando su cuerpo y con ágiles movimientos se trasladan, como las serpientes y culebras.

LEE: ¿Cuándo debemos utilizar ‘tampoco’ y ‘tan poco’

En el ambiente acuático hay especies que utilizan diferentes estructuras para desplazarse. Los peces tienen aletas, les sirven para poder nadar. Otros se mueven con ayuda de sus tentáculos, como el calamar y el pulpo.


TAMBIÉN PUEDES LEER:

Escolar: Aprende a escribir ‘también’ y ‘tan bien’ según corresponda

Las dos formas poseen significados diferentes, por ello, te brindaremos algunos consejos para que sepas cuando escribir ‘también’ y cuando ‘tan bien’.

Aprende a usar correctamente 'también' y 'tan bien'.
Aprende a usar correctamente 'también' y 'tan bien'.

. En nuestro idioma existen palabras que resultan muy fáciles de confundir, pues en apariencia suenan igual, aunque en realidad se escriben de forma diferente y cuentan con distintos significados. Un buen ejemplo son los vocablos también y tan bien. ¿Sabes cómo utilizar estas palabras?, aquí te lo explicamos.

TAMBIÉN

Es un adverbio de modo que sirve para indicar igualdad, semejanza, conformidad o relación de una cosa con otra ya nombrada.

Necesita tilde, porque es una palabra aguda terminada en n. Puede usarse para indicar que lo que se dice se suma a lo expresado previamente, es decir, si queremos añadir algo.

Ejemplos:

♦Me gusta la música y también la pintura.

TAN BIEN

La secuencia tan bien se emplea en estructuras comparativas (Pinta tan bien como su hermano) y consecutivas (Juega tan bien que hizo un gol).

Sirve para referirse a algo que ha sido elaborado o ejecutado de forma destacada y adecuada.

Un secreto: cuando se escribe separado, tan y bien, siempre podemos introducir el adverbio increíblemente entre ambos (Canta tan increíblemente bien que todos lo aplauden).

Ejemplos:

♦Hiciste tan bien la tarea que sacarás 20.

♦Juan podría portarse tan bien como Pedro.

♦Ese saco te queda tan bien como antes.

MÁS INFORMACIÓN: