Se pronuncian igual, pero se escriben de manera diferente y su significado es otro
Se pronuncian igual, pero se escriben de manera diferente y su significado es otro

En el lenguaje, existen ciertas palabras que se pronuncian igual, pero se escriben de manera diferente y su significado es otro. Hablamos de las palabras homónimas y homófonas. Aprendamos su significado exacto y en qué casos debemos emplearlas al momento de pronunciar o escribir dichas palabras.

Palabras homónimas: Se escriben o pronuncian igual, pero no significan lo mismo.

Ejemplo:

Lima: Capital del Perú.

Lima: Fruta cítrica.

Oración: A mi papá, que vive en Lima, le encanta la lima.

Ejemplo:

Banco: Mueble para sentarse.

Banco: Institución pública o privada para administrar recursos monetarios.

Oración: Luego de retirar el dinero del banco, se sentó en el banco del parque.


Palabras homófonas: Se pronuncian igual, aunque se escriben y sus significados son diferentes.

Ejemplo:

Hacia: Preposición que indica destino.

Asia: Nombre propio de continente.

Oración: El crucero emprendió viaje hacia el continente de Asia.

Ejemplo:

Votar: Verbo que indica la votación por un candidato en una elección.

Botar: Acción de arrojar algo.

Oración: Después de votar en las elecciones, voy a botar en el tacho de basura los papeles que me dieron.