Aprende a diferenciar estos signos.
Aprende a diferenciar estos signos.

Utilizamos los signos de puntuación para marcar las pausas necesarias que darán sentido al texto. Hoy conoceremos a los signos de interrogación y exclamación.

MÁS INFORMACIÓN: Física | Aprende los conceptos sobre la causa y efecto.

1. Signos de interrogación (¿ ?)

Como su nombre lo indica, se usan en expresiones interrogativas, es decir, cuando hacemos una pregunta. Estos signos deben ponerse al principio y al final.

Ejemplos:

♦ ¿Dónde estuviste ayer?

♦ ¿A qué hora regresaste?

♦ ¿Has descansado temprano?

♦ ¿Quieres comer un helado?

♦ ¿Puedes prestarme tu libro?

2. Signos de exclamación o admiración (¡ !)

Se usan en las oraciones que expresan sorpresa, alegría, tristeza, indignación o pesar. Estos signos también deben ponerse al principio y al final.

Ejemplos:

♦ ¡Qué paisaje tan bello!

♦ ¡Cómo me he divertido!

♦ ¡Vamos, no hay que perder el ánimo!

♦ ¡Hola!

♦ ¡Feliz cumpleaños!

MIRA: Cuento: Cinco minutos de paz.

TOMA NOTA

Las onomatopeyas en interjecciones suelen ir acompañadas de signos de exclamación. Ejemplos: ¡zazzz!, ¡bum!, ¡ayy!

UNOS DATITOS MÁS

¿CÓMO SE ESCRIBE?

Gabinete

En la política, este término es sumamente utilizado y popular ya que se llama gabinete al conjunto de ministros que componen un gobierno y que, desde sus respectivas carteras ministeriales, se encargan de ejecutar las políticas de Estado.

Ejemplo: El flamante presidente hará juramentar a su nuevo gabinete ministerial.

EL PORQUÉ DE LAS COSAS...

¿Por qué un huracán puede cambiar de rumbo?

Los habitantes de Florida (Estados Unidos) han visto más de una vez cómo un huracán que venía enfilado hacia ellos viraba repentinamente como obedeciendo a un golpe de timón inesperado. La razón es que los huracanes se ven afectados por los sistemas de bajas y altas presiones que pueden haber al norte o al sur, y que los traen o repelen como si fueran imanes meteorológicos.

MUNDO ANIMAL

Mariposa 88

Lleva este número perfectamente impreso en sus alas. Se trata de un patrón genético que en ocasiones puede hacer que derive hacia el 89. Habita en México, Perú, Argentina, Brasil y Guatemala. Mide apenas 30 milímetros y en muchos países verla es signo de buena fortuna.

En sus alas parece que tuviera escrito el número 88.
En sus alas parece que tuviera escrito el número 88.

VIDEO RECOMENDADO: