Paula se niega a limpiar su cuarto.
Paula se niega a limpiar su cuarto.

La historia empieza el día en que Paula aprende a decir no y lo genial que le parece hacer lo que ella quiere. Su madre le pide que haga diferentes cosas y ella solo dice que no.

Al final el desorden es tal que su mamá le avisa que su cuarto pronto parecerá una selva.

Hasta que de repente un día lo que su madre le decía se vuelve realidad.

En su cuarto se encuentra un león durmiendo, cuando sale a buscar a sus padres no los halla y en su lugar ve a una familia de osos tocando las cosas de sus papás.

Una familia de osos se apoderó del cuarto de mamá y papá.
Una familia de osos se apoderó del cuarto de mamá y papá.

Va recorriendo las otras habitaciones y se va encontrando diferentes animales que están desordenándolo todo y convirtiendo poco a poco su casa en una selva.

¡Incluso ella se estaba convirtiendo en un animal más!

En un arrebato siente la necesidad de que todo vuelva a su sitio, ordenar las cosas, querer preocuparse por su higiene y finalmente se queda dormida.

Al día siguiente cuando se despierta todo vuelve a ser como antes, excepto que ella ahora entiende la importancia de hacerse cargo de sus cosas.


Autor: Susanna Isern

Ilustraciones: Rocío Bonilla