La revolución francesa: Conoce más de este crucial suceso histórico

La revolución francesa tuvo su momento más dramático el 14 de julio de 1789 con la toma de la Bastilla. Descubre más de hecho histórico.

La revolución francesa.

La revolución francesa.

La revolución francesa.

Más sobre:

Hechos históricos

Fue una gran insurrección de muchas clases contra el orden establecido en Francia, causada por largos años de injusticia. Históricamente, desde 1740, tres guerras importantes habían emprobrecido al país y las malogradas cosechas dispararon el precio de los alimentos. El poder político estaba en la corte en Versalles y era ilegal criticar al régimen.

Los aristócratas gobernaban como señores feudales, cobraban derechos altos a los agricultores pobres, que también soportaban la principal carga fiscal. La clase media profesional, inspirada en los filósofos de la Ilustración, había empezado a exigir reformas.

En 1789, Luis XVI convocó a los Estados Generales (parlamento francés) para buscar un acuerdo nacional. Los disturbios alcanzaron su momento más alto en París el 14 de julio, cuando una iracunda plebe tomó la Bastilla.

Ante esto, el rey y sus ministros tuvieron que hacer cambios. Los Estados Generales se convirtieron en la Asamblea Nacional, se emitió la Declaración de los Derechos del Hombre y una nueva constitución. En 1792 se abolió la monarquía y se instituyó la república. El viejo orden desapareció; nació otro basado en tres principios: libertad, igualdad y fraternidad.

La revolución francesa.

Luis XVI de Francia (1754-1793) : Sucedió a su abuelo, Luis XV, como rey de Francia en 1774. Se casó con María Antonieta. Cuando lo amenazó la revolución, trató de hacer concesiones a todas las clases. Perdió el trono en 1792. Fue guillotinado el 21 de enero de 1793.

María Antonieta (1755-1793): Esposa de Luis XVI. Fue desdeñada, sobre todo al inicio de su matrimonio, por su estilo de vida despreocupado y extravagante. Fue guillotinada por los revolucionarios nueve meses después que su esposo.

LA GUILLOTINA

Llevada a Francia por el doctor Guillotin, fue el símbolo de la revolución francesa. Se montó en lo que hoy es la Plaza de la Concordia, en París. Durante el reino del terror las ejecuciones eran un espectáculo morboso que atraía a gran multitud de curiosos.