Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

¿Sabías cómo nació la frase 'Cuesta un ojo de la cara' y otras expresiones populares? ¡Descúbrelo aquí! | FOTOS

Son parte de nuestro lenguaje cotidiano, pero ¿sabes de donde provienen o a qué anécdota hacen referencia? ¡En esta nota te lo contamos!

Sabiás qué

Conoce el origen de varias expresiones populares.

Conoce el origen de varias expresiones populares.

Son parte de nuestro lenguaje cotidiano y todo el mundo conoce su significado, pero ¿sabes a qué anécdota concreta hacen referencia? Te lo contamos.

1. ‘La espada de Damocles’
Significa que nos acecha una amenaza permanente. En Siracusa (Grecia) en el año IV a.C. Damocles deseaba los lujos y riquezas que gozaba el tirano Dionisio el Viejo. Un día este le cedió el trono. Damocles se sentó, pero advirtió que sobre su cabeza pendía una espada que Dionisio colgó como símbolo del precio que se paga por el poder.

La espada de Damocles

La espada de Damocles

La espada de Damocles

2. ‘Cuesta un ojo de la cara’
La frase fue pronunciada por Diego de Almagro tras perder un ojo a consecuencia de una flecha disparada por un indio durante una expedición para auxiliar a Francisco Pizarro, que había sido derrotado en el Fortín del Cacique (1524). Con la expresión, Almagro se quejaba de lo caro que le costó la Conquista y su posición de poder.

Diego de Almagro

Diego de Almagro

Diego de Almagro

3. ‘No hay moros en la costa’
Los moros invadieron la península Ibérica en el año 711. Cuando fueron expulsados, las costas españolas del Mediterráneo fueron asoladas por piratas musulmanes. Se colocaron puestos de vigilancia. Cuando no había novedad se decía ‘no hay moros en la costa’ y esa expresión quedó, hasta hoy, como sinónimo de que está todo tranquilo.

4. ‘Como Pedro por su casa’
No fue cualquier Pedro, fue Pedro I de Aragón, rey de Aragón y Pamplona, que combatió contra los árabes en la península Ibérica. Logró conquistar los territorios de Huesca y Barbastro en 1096 (al inicio la expresión era ‘como Pedro por Huesca’). Según se cuenta, no le costó demasiado ganar Huesca, en la que entró, sí, como si fuese su casa.

Pedro I de Aragón

Pedro I de Aragón

Pedro I de Aragón

Cargando siguiente contenido

Portada