Luis Ángel quiere nacionalizarse peruano. (Fotos: Allengino Quintana / GEC)
Luis Ángel quiere nacionalizarse peruano. (Fotos: Allengino Quintana / GEC)

Llegó, cantó y quedó entre los semifinalistas. El argentino dejó huella en el concurso . Tanto así que le cambió la vida. Abandonó las calles, donde vendía golosinas y café como ambulante en el alto de un semáforo, en Comas, para saltar a los escenarios con su fuerte y maravillosa voz. Esta es su historia, este es su presente.

Don Luis, ¿Cómo se siente después de participar en un concurso de TV?

Muy contento y muy feliz por la gran experiencia.

¿Qué ha cambiado en usted?

Sigo siendo el mismo, pero participar en ‘La Voz Senior’ cambió mi vida para siempre.

¿Cómo han sido esos cambios?

Para empezar ya no trabajo en los semáforos. Trabajar en la calle no es fácil, tienes que soportar el frío o los fuertes rayos del sol.

¿Seguirá su carrera como cantante?

Gracias a Dios he tenido algunas presentaciones en restaurantes, fiestas privadas, incluso en reuniones de empresas.

Luis Ángel tuvo que vender caramelos en las calles de Comas. (Fotos: Allengino Quintana / GEC)
Luis Ángel tuvo que vender caramelos en las calles de Comas. (Fotos: Allengino Quintana / GEC)

¿La gente lo reconoce en la calle?

En Perú yo me siento como en casa porque me llenan con su amor. La gente me llena de cariño siempre.

Cuando usted llegó al Perú tenía otro objetivo, ¿no?

Soy cristiano desde 1987, llegué con mi esposa y un propósito. Vinimos en representación de la iglesia cristiana, ya que se iba a levantar una sede aquí. A los días, salió la noticia de la pandemia y el proyecto se truncó. La única salida que vimos para sobrevivir fue salir a las calles a vender.

¿Y cómo se animó a entrar a ‘La Voz Senior’?

Nos hicimos amigos de la gente que trabajaba cerca y ellos me decían: “¿Por qué no se presenta en ‘Yo soy’?”, pero yo solo sabía tres canciones de Nino Bravo, hasta que apareció la oportunidad de ‘La Voz Senior’ y ahí fui.

Pero usted ya sabe lo que es estar arriba de un escenario...

Al inicio cantaba como aficionado, después lo tomé como profesión y canté en hoteles, restaurantes y hasta en la calle.

El argentino asegura que 'La Voz Senior' le cambió la vida. (Fotos: Allengino Quintana / GEC)
El argentino asegura que 'La Voz Senior' le cambió la vida. (Fotos: Allengino Quintana / GEC)

¿A su esposa la conquistó cantando?

Se emociona cuando lo hago y hasta llora. A Sandrita la conocí en Venezuela. Me contrataron para cantar en un evento y vi a una chica que seguía todos los tangos. Se sabía todo, eso me enamoró, además es muy alegre y chistosa.

A un año y medio viviendo en Perú, ¿han decidido quedarse aquí?

De Perú nadie me mueve. Me voy a nacionalizar peruano, me siento uno más de aquí. La gente peruana es un amor y trabaja mucho.

¿Qué extraña de Argentina?

Los asados de los viernes y a mi familia.

¿A quiénes dejó en su país?

A mis hermanos y mis cuatro hijos.

¿Es cierto que su papá también cantaba?

Sí, era tenor, de él heredé el gusto por la música. Mi padre me golpeaba de niño; sin embargo, yo lo perdoné y sería bonito que esté vivo para que me escuche.

TE VA A INTERESAR