Los préstamos informales son ofrecidos por personas que se dedican a rentabilizar sus excedentes de dinero, imponiendo tasas elevadas. (Foto: GEC)
Los préstamos informales son ofrecidos por personas que se dedican a rentabilizar sus excedentes de dinero, imponiendo tasas elevadas. (Foto: GEC)

La existencia de que ofrecen créditos es un problema que crece cada vez más, según la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (SBS), la cual advirtió que diez compañías están operando bajo este esquema sin su autorización.

Ante el incremento de , las personas suelen recurrir a este tipo de prestamistas, exponiéndose así a ser víctimas de un fraude. Por tanto, es importante saber reconocer las señales que nos indican que podríamos estar involucrándonos en una situación de riesgo. La abogada civil y comercial de Estudio Linares Abogados, Marybell Jara, detalla algunos:

Es informal y no está registrada en la SBS

El hecho que una empresa no esté registrada en la SBS ya es señal suficiente para dudar de su credibilidad. El primer paso para detectar un fraude es revisar en la página web de dicha entidad, específicamente en la pestaña de “Supervisados y Registros”. De no aparecer, Jara recomienda verificar en Registros Públicos y SUNAT, así como averiguar si tiene algún tipo de denuncia en Indecopi.

Ofrece préstamos rápidos y simples a través de redes sociales

“Encontrar publicidad únicamente en redes sociales o en volantes ofreciendo , aun cuando el solicitante se encuentra en la central de deudas Infocorp”, indica la experta, agregando que a una empresa formal no le resultaría rentable conceder préstamos a personas reportadas como morosas.

Pide depósitos de dinero por adelantado

Tener cuidado cuando un prestamista solicita un desembolso previo de dinero por el presunto concepto de gastos administrativos, comisión o seguros y luego desaparece sin realizar el préstamo ofrecido.

“Una entidad formal nunca exige pagos previos. Lo usual es que estos se hagan junto a las mensualidades, solo mientras se haya recibido el préstamo y se cuente con un cronograma de pagos”, explica la abogada.

Los intereses exceden lo dispuesto por la ley

Las tasas de interés de préstamos ajenos al sistema financiero se encuentran reguladas por el Banco Central de Reserva (BCR). Estas son: 42.08% anual para créditos en soles y 37.03% anual para monedas extranjeras. “Exigir tasas que excedan lo dispuesto por la normativa peruana configura un delito y debe ser materia de una denuncia”, sostiene la especialista.

No ofrecen un contrato claro y específico

En todo préstamo formal debe mediar un contrato que estipule clara y adecuadamente las condiciones del acuerdo económico: plazos, tasas, garantías y cualquier tipo de cláusula especial. Tal documento es imprescindible para realizar una gestión efectiva y segura para ambas partes, de lo contrario el pacto podría derivar en una situación de estafa.

LE PUEDE INTERESAR