Será de gran ayuda contar con estos simuladores virtuales, gratuitos y seguros para elegir el crédito que se acomode a tus finanzas personales.
Será de gran ayuda contar con estos simuladores virtuales, gratuitos y seguros para elegir el crédito que se acomode a tus finanzas personales.

Elegir un crédito que se adecúe a tu perfil financiero suele ser una tarea complicada que requiere de tiempo, mucho análisis y paciencia, pues en el Perú hay un gran número de entidades y cada una posee sus propios requisitos, beneficios y condiciones de financiamiento, según el nivel de riesgo que presente cada cliente.

LEE: Maneja tu dinero de manera correcta por el celular.

Para hacer más sencilla y rápida esta labor, puedes contar con la ayuda de dos simuladores virtuales, gratuitos y seguros. Solo necesitas registrarte con algunos datos y listo. ¿Cuáles son? A continuación te lo decimos:

1. Buscacrédito. Este comparador de créditos de Experian Perú permite buscar y comparar al instante ofertas de crédito preaprobadas. El ciudadano solo deberá elegir el monto de su solicitud de crédito, el plazo en el que planea realizar el pago de este y listo.

MIRA: Prestarle dinero a la familia, ¿es buena idea?

2. Comparabien.com.pe. Esta página también te ayudará a encontrar el préstamo correcto para tu . Además, podrás ver qué entidad financiera te ofrece más intereses por tus ahorros o te brinda la mejor cobertura en seguros vehiculares, de salud u oncológicos.

¡Presta atención!

Los factores que se tomarán en cuenta antes de otorgar el préstamo son el puntaje de crédito y la capacidad de endeudamiento de la persona.


VIDEO RECOMENDADO


TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

Cinco recomendaciones para lograr un ahorro constante

A veces le damos poca importancia a los gasto ‘hormiga’ por su bajo costo, pero a lo largo del tiempo representan una cantidad considerable.

El ahorro es un hábito importante para alcanzar cada una de nuestras metas. Además, te permitirá estar prevenido ante cualquier imprevisto o emergencia. En el marco de la Semana Mundial del Ahorro, el ABC del BCP brinda algunas recomendaciones para hacer de este un hábito que te permitirá cuidar tu economía y transformar cada uno de tus planes en realidad.

Establece metas claras

Estas te incentivarán para que no represente un sacrificio. Ponerte objetivos y metas es un gran incentivo para hacerlo, pues te mantendrá motivado. Recuerda establecer un plazo que te permita cumplir con tuy que a su vez se alinee con el monto que percibes mes a mes.

Haz un presupuesto mensual

De esta manera sabrás cuánto es el monto real que puedes destinar (10% de los ingresos mensuales es un monto recomendado) de manera frecuente, ordenada y responsable. Considera no ahorrar lo que te sobra, sino destinar un monto fijo. Durante la cuarentena hemos podido ajustar algunos  y priorizar otros, distribuye correctamente tus ingresos y piensa en lo mejor para ti y tu familia.

Evita los gastos “hormiga”

Estos son pequeños gastos que se realizan frecuentemente y a los que damos poca importancia debido a su bajo costo; sin embargo, a lo largo del tiempo representan una cantidad considerable de dinero. Identifica en qué rubros de tu presupuesto estás gastando más y seguidamente empieza un “”.

Tras la llegada del Covid-19 muchas actividades que realizábamos diariamente se han visto interrumpidas. Por ejemplo, aquellas salidas de fin semana, almuerzos fuera de casa, el uso constante de transporte o la compra de una galleta o dulce durante el día. Identifícalos y suma cuánto representaban en tu gasto mensual. Este monto puede ser destinado a tu ahorro o a la compra de algo que realmente necesites.

Utiliza un aplicativo para ordenar tus finanzas

Existen diversas Apps para celulares que te ayudan a llevar tu presupuesto y colocar los gastos que vas realizando día a día. Así podrás tener control de tu  y ser consciente de cuánto más puedes gastar según tus metas.

Mantén un fondo de emergencia

Vivir una situación como esta nos lleva a reflexionar acerca de la importancia de asignar una cantidad de nuestros ingresos a un fondo de emergencia para situaciones inesperadas. Por más pequeño que sea, este puede ser un alivio en momentos de urgencia, pues nos permitirá estar preparados por si ocurre un imprevisto.