Adquiere un auto que esté acorde a tu economía, no te dejes llevar por la marca o modelo. Foto: iStock..
Adquiere un auto que esté acorde a tu economía, no te dejes llevar por la marca o modelo. Foto: iStock..

ha impulsado a muchas familias a adquirir un auto. Por eso, las diferentes entidades financieras ofrecen créditos vehiculares con tasas de interés competitivas. Sin embargo, antes de comprar un carro, Diego Aldon, subgerente de ventas en Mitsui Automotriz, te dice qué necesitas para financiarlo y no afectar seriamente :

TE PUEDE INTERESAR: ¿Préstamos en soles o en dólares? ¿Cuál te conviene en estos tiempos?

1. Ten la cuota inicial

Esta debería ajustarse al 10%, 15% o 20% del valor del auto que aspiras adquirir. De esta manera, el crédito que solicites será menor y podrás pagarlo en menos tiempo.

2. Revisa tu presupuesto mensual

Te servirá para saber cuánto dinero extra tienes cada mes porque, recuerda, no debes afectar tu flujo de pagos.

MIRA ESTO: ¿Cómo mejorar tus hábitos de ahorro y no ‘morir’ en el intento’?

3. Fíjate qué deudas posees

A veces algún retraso o incumplimiento de pago puede jugarte en contra al momento de ser evaluado. Es mejor saber cómo nos ven en el sistema financiero.

4. Si tienes un auto usado, utilízalo como tu cuota inicial

Para esta acción, la mejor alternativa es venderlo a través de alguna entidad que te brinde una total garantía y seguridad.

5. Analiza a la entidad financiera

Infórmate sobre los créditos vehiculares que ofrecen los bancos o cajas y elige el que más se acomode a tus necesidades. Toma en cuenta la tasa de interés, el tiempo de pago y la credibilidad de la entidad.

SABÍAS QUE...

Adquiere un auto que esté acorde a tu economía, no te dejes llevar por la marca o modelo. La idea es que cubra tu necesidad de transporte, no que te cause un dolor de cabeza.

TE PUEDE INTERESAR:

¿Sabes cuáles son los peores lugares para guardar tu dinero?

Olvídate del colchón, es el primer punto donde los ladrones buscarán si entran a tu hogar. Lo más adecuado es que pongas tu platita en una entidad financiera.

No es recomendable poner el dinero en lugares con mucha humedad y calor, ya que los billetes pueden honguearse, maltratarse o ser comidos por insectos y/o roedores.
No es recomendable poner el dinero en lugares con mucha humedad y calor, ya que los billetes pueden honguearse, maltratarse o ser comidos por insectos y/o roedores.

Si tienes , lo más adecuado es guardarlos en , de esta manera no correrá el riesgo de caer en manos de los ladrones y, de paso, podrá ganar intereses. Sin embargo, muchas personas aún siguen teniendo su dinero en casa por diferentes motivos y lo peor es que lo ponen debajo del colchón, el lugar más inseguro del hogar.

Aparte de este, otros lugares donde NO debes guardar tu platita son las alcancías clásicas (chanchitos, por ejemplo), las cajas de los zapatos, en los cajones del clóset, en una caja fuerte (es lo primero que buscan los ladrones), detrás de un cuadro, en el bolsillo de una casaca (te puedes olvidar que está ahí y te pones la prenda), en la mesita de noche o en un bolso o cartera.

Asimismo, no es recomendable poner el dinero en lugares con mucha humedad y calor, ya que los billetes pueden honguearse, maltratarse o ser comidos por insectos y/o roedores.

Por ejemplo, las macetas con plantas naturales no son buenas opciones para guardar tus ahorros. También olvídate de meterlo en la refrigeradora o enterrarlo en el jardín.

MÁS INFORMACIÓN: