Perro paracaidista en 1785. Valiente el animal.
Perro paracaidista en 1785. Valiente el animal.

Aunque existen varios testimonios de saltos en paracaídas muy antiguos y se tiene al genio como diseñador de un modelo bastante parecido a los actuales, el 22 de octubre de 1797 se tiene como fecha del primer salto de un hombre en un paracaídas ‘moderno’, parecido a los que se usan hoy en día.

MIRA: ¿Estás en una relación dañina? El aplicativo ‘toxímetro’ te ayudará a reconocerlo

Ese 22 de octubre de 1797, día del que este sábado se cumplen 225 años, el francés André Jacques Garnerin se lanzó desde un globo aerostático en un paracaídas sin estructura, con grandes similitudes a los de la actualidad.

Este es el francés André Jacques Garnerin.
Este es el francés André Jacques Garnerin.


¿Cómo fue el primer salto de un hombre en paracaídas?

André Jacques Garnerin tenía todo estudiado y, con la experiencia previa de saltos de otras personas que lo hacían con paracaídas con estructuras o armazones, ideó lanzarse en público con un modelo de tela y sin ‘esqueleto’.

MIRA: Estrategias para que tu pareja cambie y sea mejor persona contigo

Usó un paracaídas de seda de aproximadamente siete metros de diámetro. Para ello, relatan las crónicas de entonces, cortó la cuerda que unía la cesta en la que él iba en un globo aerostático de hidrógeno.

Con el globo yendo al cielo y sin la cesta, el hombre cayó desde alrededor de 1000 metros de altura.

El francés André Jacques Garnerin lo hizo.
El francés André Jacques Garnerin lo hizo.

Con la tela de seda abierta, el paracaídas de entonces se balanceaba de un lado a otro lado e hizo pensar lo peor. Y es que años después recién se le abrió algunos huecos a la tela para que el paracaídas no genere tanta turbulencia como pasó en 1797.

A pesar del balanceo mientras caía, André Jacques Garnerin salió sano y salvo. E inició una vida de saltos (famoso fue el que hizo sobre Londres, Reino Unido, al lanzarse desde más de 2400 metros en un paracaídas con campana de seda de unos 7 metros de diámetro), todo ello al menos por algún tiempo porque murió de un accidente al ser golpeado por la estructura de un globo aerostático dirigible (1823).


¿Cómo que después primer salto de un hombre en paracaídas, su esposa y su sobrina también se tiraron desde lo alto?

Jeane Genevieve Labrosee, esposa de André Jacques Garnerin, quedó tan impresionada con el salto en paracaídas de su esposo, que ante su insistencia y con el apoyo del marido se convirtió en la primera mujer en saltar en paracaídas, eso en el año 1798.

Paracaidistas y esposos.
Paracaidistas y esposos.

Su sobrina Elisa saltó también en paracaídas y se dice que lo hizo 40 veces entre 1815 y 1836. Y con éxito.


¿Es cierto que antes del primer salto oficial de un hombre en paracaídas hubo otro que lo hizo?

En efecto, antes del primer salto oficial de un hombre en paracaídas, el de André Jacques Garnerin, hubo varios otros.

Por ejemplo, en el año 852, se dice que el musulmán Abbás Ibn Firnás se lanzó desde lo alto de una torre de Córdoba (en España) con una gran lona que amortiguó su caída. El problema es que no se ofreció pruebas de ello.

Sí está certificado, en cambio, que el 26 de diciembre de 1783 Louis-Sébastien Lenormand saltó desde la torre del observatorio de Montpellier (Francia) con un paracaídas de unos cinco metros de diámetro y una estructura de madera (armazón). Lo claro es que se usó un paracaídas muy distinto a los actuales.


¿Cómo un perro fue primero que un hombre en paracaídas?

Antes que el salto de de André Jacques Garnerin en un paracaídas sin estructura, el francés Jean Pierre Blanchard (1753-1809) usó un paracaídas... con un perro para probar que era efectivo (como si la vida del animal fuera menos importante, algo que hoy se llama especismo y trataremos en otra ocasión).

MIRA: ¿Quién asume la responsabilidad penal si mi perro muerde a una persona?

En 1785, Jean Pierre Blanchard dejó caer al perro en una canasta en la que estaba sujeto un paracaídas desde un globo en el aire.

Perro fue paracaidista a la fuerza por Jean Pierre Blanchard.
Perro fue paracaidista a la fuerza por Jean Pierre Blanchard.

El perro cayó con relativa violencia, por el bamboleo del paracaídas, pero salió vivo y felizmente sin heridas o lesiones internas.


TE PUEDE INTERESAR: