Zoraida Ávalos respalda acuerdo con Odebrecht en el que siga contratando en Perú

Evita que tus hijos caigan en problemas manteniendo una comunicación fluida con ellos

El médico psiquiatra Carlos Bromley pide a padres de familia que conozcan sus sentimientos y emociones. En lo que va del año, 935 menores se fueron de sus casas.

Evita que tus hijos caigan en problemas manteniendo una comunicación fluida con ellos

Evita que tus hijos caigan en problemas manteniendo una comunicación fluida con ellos

Evita que tus hijos caigan en problemas manteniendo una comunicación fluida con ellos

En lo que va del año, 935 menores de edad han sido reportados como desaparecidos ante la policía. Al ser encontrados, la mayoría señala que huyó de casa por problemas familiares, miedo al castigo o por tener un romance oculto que sus padres no aceptaban.

Para el médico psiquiatra Carlos Bromley, la solución es muy sencilla: mantener una comunicación fluida con los hijos. “Los padres deben dialogar con sus hijos, pero de manera profunda.
Conocer cómo se sienten ante cualquier circunstancia. El conocer sus sentimientos y emociones ayudará a saber cómo tratarlos en cualquier momento”, aconsejó Bromley.

Precisó que la época más complicada es la adolescencia -entre los 11 y 17 años- y es justo cuando los chicos requieren de más atención. “En esta etapa dejamos de ser niños para ser adultos, es el tiempo de transición. Esto implica un gran reto, es la etapa de la independización y responsabilidades. Hay una serie de cambios, tanto físicos como mentales. Los padres deben ayudarlos a atravesarla”, expresó.

10 reglas de oro para comunicarte con tus hijos

CONSEJOS:
* Dialogue con su hijo al llegar a casa. Cuéntele sus experiencias e invítelo a que él también cuente las suyas.

* Evite que su hijo le tenga miedo, pues eso solo lo alejará de usted.

Los golpes solo entercan más a los adolescentes. Tenga mucho tino en el trato.

* Si lo va a reprender, hágalo en privado, nunca en público. Daña sus emociones.

* Conozca a los amigos más íntimos de su hijo, sus gustos e involúcrese en ellos.

* Si su hijo está enamorado(a), no se lo prohíba de manera agresiva, dialoguen y lleguen a un acuerdo.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Cargando siguiente contenido

Portada