Conoce la historia de la 'Dama de las rosas' del Mercado de Flores de Acho [VIDEO y FOTOS]

Hace un más de un año, doña Aurora Contreras de Gutiérrez y su familia perdieron su gran vivero de rosas, orquídeas y plantas ornamentales por los huaicos que azotaron Huarochirí pero ahora su negocio ha vuelto a florecer.

Dama de las rosas
Dama de las rosas
Dama de las rosas
Dama de las rosas
Dama de las rosas

A un año que el huaico arrasara con gran parte del sector de Huarochirí, en el que no solo se perdieron cultivos, vidas humanas y se llevara innumerables animales de corral; la familia Contreras Gutiérrez, especialistas en producción de rosales, vieron esfumarse todos sus esfuerzos al perder su gran vivero de rosas, orquídeas y plantas ornamentales.

Eso no los amilanó y poco a poco lograron salir adelante, cultivando otra vez hermosos rosales que son admirados por todos. Hoy son los líderes en la producción de rosas, así como lo eran antes del huaico.

A doña Aurora Contreras de Gutiérrez (65) la conocimos cuando cubríamos una nota en la Universidad Agraria La Molina, y nos sorprendió con el esmero que trataba a los rosales que dejaba en el centro de ventas de dicha casa de estudios.

Ella es una de las pioneras en la producción de rosas enanas y grandes, especies con las que abastece distintos puestos de venta de plantas ubicados a lo largo y ancho de la capital.

La Dama de las Rosas. (Video: Mónica Rochabrum)

La Dama de las Rosas. (Video: Mónica Rochabrum)

“Teníamos un hermoso vivero en Carapongo que nos costó un esfuerzo de 39 años en el que supimos cultivar gran variedad de rosas de gran tamaño, rosas enanas, orquídeas y demás plantas, pero con la caída del lodo y piedras sobre Huarochirí, lo perdimos todo”, dijo doña Aurora, ahora conocida como la 'Dama de las Rosas'.

Con la voz entrecortada y los ojos llenos de lágrimas recordó: “Ese día el huaico también arrastrópor varios kilómetros a mi esposo y con ayuda de Dios y a los vecinos, pudo salvarse”, nos contó la agricultora.

Al quedarse sin vivero, doña Aurora y su familia tuvieron que empezar de cero y volvierona sembrar rosas.

“En ocho meses ya teníamos nuestros cultivos de rosas y continuamos con la producción. Ahora no solo abastecemos al Mercado de Flores, en Acho, sino que también llevamos pedidos a otras zonas. Aquí (en el Mercado de flores) han llegado clientes extranjeros que se llevan nuestras rosas, pero sobre todo las orquídeas por ser flores exóticas y de gran variedad de colores”.

Contó que el precio de un rosal oscila entre 10 y 35 soles, dependiendo si son rosas enanas o injertadas. 

“Las rosas injertadas pueden costar entre 15 a 20 soles y las de doble injerto, es decir, las que brotan flores de dos colores, puede costar 35 soles. Estas plantas dan flores todo el año, especialmente en verano e invierno. Solo se le debe de regar dos o tres veces a la semana para tener hermosas flores, pero sobre todo tener paciencia y dedicación”, dijo.

A ella la pueden encontrar en el Mercado de Flores de Acho, en la zona Huarochirí,puesto 185, donde no solo vende rosas, sino también ofrece hierbas aromáticas como perejil, romero, tomillo entre otras.

VOLVER A LA PORTADA DE TROME.PE

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada