Incontinencia urinaria: Tips para evitar esos molestos escapes de orina

Se trata de un problema muy común y que no solo le ocurre a personas de edad avanzada.

Salud1

Incontinencia urinaria

Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria aún sigue siendo uno de los tantos temas tabú en esta sociedad, esto se debe a que por muchos años se le ha relacionado como una enfermedad que les ocurre a personas de avanzada edad.

Sin embargo, estas pérdidas involuntarias de orina pueden presentarse con frecuencia en mujeres adultas jóvenes, y es que esto se suele originar por un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico, producido por múltiples factores como sobrepeso, cirugías, estrés y/o estreñimiento, así como durante el embarazo y post parto por la pérdida del tono muscular.

En ese sentido toda mujer puede sufrir de goteos ocasionales en diferentes etapas de su vida, lo importante es tomar las debidas precauciones visitando a un médico especialista, ya que este podrá aconsejarte, diagnosticar el nivel incontinencia que presentas, las causas y recomendarte algunos tratamientos.

Asimismo, mantener un cuidado femenino es indispensable, por ello, Gloria Caycho, jefe de capacitaciones de TENA, nos brinda algunos tips que te ayudará a llevar una vida saludable.

Ejercicios de Kegel. Este tipo de ejercicios te permitirá identificar y fortalecer los músculos del suelo pélvico a través de la contracción y relajación, lo que te ayudará a reducir los escapes involuntarios al toser, estornudar o levantar algún peso. Asimismo, podrás entrenar los esfínteres de tal forma que progresivamente tomes control sobre esta zona.

Salud2

Ejercicios de Kegel.

Ejercicios de Kegel.

AGENCIAS


Consumir agua. Para evitar los malos olores y que este no se haga evidente en tu entorno es recomendable que consumas agua moderadamente, esto te ayudará a reducir la posibilidad de tener algunos escapes de orina. Sin embargo, ten en cuenta no consumir líquidos de 2 a 4 horas antes de ir a dormir para prevenir un posible escape involuntario durante la noche.

Evite ciertos alimentos. si lo que buscas es poder reducir la probabilidad de continuar con este tipo de goteos, se recomienda evitar ciertos alimentos en exceso: cafeína (café, té, algunos refrescos), bebidas carbonatadas, como refrescos y agua con gas, bebidas alcohólicas, frutas y jugos de cítricos (limón, lima, naranja y toronja), tomates y salsas, alimentos a base de tomates, alimentos picantes, chocolate, azúcares y miel, edulcorantes artificiales, leche y productos lácteos. Estos alimentos pueden incrementar la frecuencia de los goteos ocasionales.


Protégete de los olores. Para mantener tu higiene segura te recomendamos usar protectores diseñados que encapsulen la humedad y eviten los olores. En el mercado existe una para cada nivel de goteo.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Ir a portada